De nada sirvió la tutela que interpuso el municipio de Soacha para que se revisara el fallo del Consejo Estado que obliga a la administración central a pagar 10 mil millones de pesos a cerca de 200 familias que compraron sus viviendas en la urbanización Parques del Sol y que posteriormente de agrietaron hasta derrumbarse.


En febrero pasado, el alcalde Juan Carlos Nemocón se mostró molesto y preocupado al referirse al fallo del Consejo de Estado que ratificó la condena emitida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca en contra del municipio de Soacha, al obligarlo a pagar alrededor de 10 mil millones de pesos a las familias de la Urbanización Parques del Sol II.

Nemocón dijo en ese momento (ver: http://bit.ly/13qdwe6) que la demanda fue un acto de mala fe donde incluso hay ex funcionarios de la misma administración municipal involucrados, y que el fallo es injusto porque ya el Estado pagó $5.600 millones a las familias para su reubicación. “Con la ratificación por parte del Consejo de Estado, se les estaría dando a las familias doble y hasta triple indemnización”, aseguró.

Las casas fueron construidas a finales de los años 90, y al parecer no se hicieron los estudios adecuados del terreno para evitar semejante catástrofe. Aunque no se presentaron víctimas por la rápida evacuación que se ordenó, el error de los administradores de turno sí deja una gran deuda a un municipio sin presupuesto y donde los problemas saltan a la vista.

A pesar de que el municipio de Soacha acudió a la Corte Constitucional para que revocara la condena, al alto tribunal no le interesó el grave impacto económico sobre la ciudad y confirmó la sentencia.

Hoy, el panorama es oscuro y desalentador, y al municipio de Soacha no le queda más camino que pagar una indemnización por cerca de 10 mil millones de pesos debido a errores de administraciones pasadas.

Enlace relacionado: http://bit.ly/12DdjsS