Después de la devolución que la Comisión tercera hizo al proyecto de acuerdo No. 39, el cual pretendía autorizar al alcalde para celebrar un contrato de concesión y otorgar otras facultades, tanto el presidente del Cabildo Giovanni Ramírez como la presidente de la Comisión, Soraya Escobar, explicaron las principales razones por las que se remitió de nuevo al ejecutivo.


Si bien es cierto buena parte de los concejales consideran que la Secretaría de Movilidad de Soacha se debe entregar a un privado para su manejo, consideran que el proyecto que pasó el alcalde traía vacíos y era inviable aprobarlo en las sesiones extras que se desarrollan por estos días, más cuando la gobernación apeló la decisión del Ministerio de Transporte y se debe esperar que la resolución donde se aprueba la creación de dicha secretaría quede en firme.

La comisión tercer inició un estudio juicioso para analizar si el proyecto cumplía los requisitos de ley, para ello invitó a los Secretarios de Hacienda e Infraestructura, al Director de Transporte y a la persona que elaboró un estudio para la Secretaría de Movilidad.

Soraya Escobar, ponente del proyecto de acuerdo No. 39, resumió así las razones por las que se devolvió el proyecto de acuerdo:

“Un proyecto de acuerdo debe traer un impacto fiscal, un estudio técnico y un estudio administrativo soportado. Después de escuchar al Secretario de Hacienda y quien nos dijo que no había unidad de materia dentro del proyecto, nos llamó la atención que la concesión entraría también a recaudar y manejar los dineros que se capten dentro del municipio, pero a la vez se está pidiendo permiso para hacer unos traslados. En la exposición de motivos se habla que el municipio no tendrá que mover ninguno de sus recursos porque eso va a ser concesionado con un tercero, este fue el primer detalle.

Segundo. No hay un estudio técnico, financiero ni de mercadeo que nos diga qué ha realizado la alcaldía para decretar que esta concesión debe ser pública o privada, porque en determinado momento nosotros (ente público) podríamos entrar a asumirla.

Tercero. Si bien se hizo un estudio de tránsito, en cabeza del señor Heberto Ortiz, la exposición no fue para nosotros satisfactoria. Además está la resolución del ministerio de Transporte 4504 de 2013, que no se encuentra aún en firme porque fue apelada por la gobernación de Cundinamarca, entonces preferimos esperar porque no hay nada en firme. Sé de la necesidad e importancia de la secretaría dentro del municipio, pero también soy responsable que esto se debe elaborar de una forma juiciosa y de acuerdo a la ley”.

Giovanni Ramírez, presidente del Concejo

“Como la resolución del Ministerio que aprueba la Secretaría de Movilidad para el municipio fue objeto de un alegato por parte de la gobernación, la Corporación se blindó jurídicamente y estamos esperando que ese acto administrativo quede en firme.

Es positivo que contemos con una secretaría de movilidad propia, puesto que los recursos que hoy en día recauda el departamento entrarían directamente a nuestras arcas y no como actualmente sucede, pero lo que debemos tener claro es que el acto administrativo que el Ministerio emitió y permite la constitución de la Secretaría debe quedar en firme y de esa manera el Concejo, mediante un proyecto de acuerdo, pueda realizar su función enmarcada dentro de la ley, y así autorizar al alcalde para que realice un contrato de concesión, puesto que se tiene a consideración del ejecutivo que la capacidad financiera y administrativa del municipio no permite que operemos nosotros mismos el funcionamiento de esta secretaría, para que sea competitiva respecto a la del Distrito y las de los municipios vecinos”.

Néstor Rozo, concejal del partido Verde

“En mi intervención en la comisión, hice claridad en tres temas importantes:
El primero es cómo concesionar una Secretaría sin tener la firmeza de la resolución del Ministerio de Transporte, la cual nos da el aval para poder autorizar al alcalde y entregarla en concesión.

Segundo, por qué no estudiamos la posibilidad de que Soacha administre sus propios patios, en sus espacios y predios con los cuales cuenta en este momento.

Y tercero, pedí que se solicitara a la administración que lo retirara, dado que no teníamos el tiempo. Creo que 20 días es un tiempo muy corto para estudiar los diferentes aspectos, tanto económicos, jurídicos y legales para entregar un negocio a un particular durante 20 años, entonces yo fui respetuoso en la comisión al solicitarle al ejecutivo que retirara el proyecto de acuerdo, o si no a la ponente para que le diera ponencia negativa”.

Así las cosas, el alcalde tendrá que presentar de nuevo el proyecto de acuerdo para que la Secretaría de Movilidad se concesione, aunque primero se debe esperar qué efectos tiene la apelación que presentó la gobernación de Cundinamarca para evitar que la resolución del Ministerio quede en firme.