Fue creada una aplicación para celulares en la cual se conjugan la tecnología y el recuento de la historia dramática de los hechos ocurridos hace 30 años en el Palacio de Justicia.


Juan Francisco Lanao tenía 16 años de edad y no entendía el caudal de circunstancias que había llevado a la desaparición de su madre. Cuando eso ocurrió, Juan tenía menos de dos años de edad. Ese seis de noviembre de 1985 partió la historia del país y la suya. La vida sin una madre no puede ser fácil.

Las explicaciones de su padre nunca le satisfacían, no podía ser posible que todo se redujera a que Colombia es un país peligroso. Juan vivió en Ecuador, Roma y en otras partes del mundo; regresó a Colombia con un robusto número de preguntas que quería deslindar.

Así descubrió que el país peligroso del que le hablaba su padre era una nación con unas problemáticas y conflictos estructurales. Entendió el contexto en que desaparecieron a la mujer a la que le debe su existencia.

«Mi madre se encontró en el lugar de los hechos coincidencialmente, así como cualquiera de nosotros o cualquiera de nuestros seres queridos le hubiera podido pasar. Ella fue desaparecida por los mandos de la Fuerza Pública y me la hicieron sufrir».

A partir de ese momento, Lanao entendió que no se podía quedar con las manos cruzadas. Que la historia de su mamá y las demás víctimas no podía quedar en el olvido. Fue así que empezó a gestar una iniciativa y que se desarrolló tiempo después de pasar por la Universidad de la Sabana. www.humanrightsmemory.org

De los conocimientos aprendidos en las aulas de clase y del entendimiento de la importancia -cada vez mayor- que constituyen las tecnologías de la información y la comunicación en la vida contemporánea, la idea que Juan tenía se hizo un concepto, que después materializaría: la tecnología, la misma que usamos a diario, como un mecanismo que facilitara la construcción de memoria histórica.

Human Rights Memory nace en 2012 como un proyecto que buscaba la articulación de la tecnología, el arte y la memoria. El trabajo presentado el 10 de febrero en la Alianza Francesa dio cuenta de una aplicación -disponible para cualquiera que tenga Smartphone- que cuenta con un código de realidad aumentada, el cual permite encontrar las historias de las víctimas del Palacio de Justicia contadas por ellas.

Desde luego, ha habido más ejercicios en función de aunar la tecnología con la construcción de remembranza colectiva. En el bajo Magdalena adelantaron otro con la misma dinámica, es decir, con los inmolados como los protagonistas.

En el caso de M13D, la aplicación con las historias del Palacio, se cuenta con elemento adicional la traducción de los testimonios en más de cinco idiomas.

De esta forma, Lanao busca evitar que la historia de la tragedia que llevó a la muerte de su ser querido fuera revictimazada por cuenta del sesgo ideológico al que adhieren las personas, instituciones, agentes sociales, entre otros representantes.

Fuente:diariobogotano.com