Padres de familia y líderes comunales de diferentes barrios de la comuna cuatro aseguran que varios menores han sido raptados y subidos a la fuerza a camionetas blancas.

Testimonios de padres de familia dan fe de la realidad de esta triste situación, pero las autoridades dicen que no hay nada concreto.

“En el barrio Carlos Pizarro anda una camioneta blanca persiguiendo los niños y a las madres cuando están solas para quitárselos de las manos. A mí hijo hace 15 días lo corretearon, se lo iban a llevar a la fuerza, pero gracias al señor el chico es muy hábil y no se dejó coger; ahorita estaría llorándolo.  Otro niño no corrió con la misma suerte porque se lo llevaron y nadie nos quiere poner cuidado; la policía nos dice que debemos tener placas para denunciar, pero cuando hay carros estacionados alrededor no aparece ningún uniformado”, sostuvo una madre de familia de la zona.

Testimonios hay varios, pero nadie sabe de placas o especificaciones de las camionetas a donde supuestamente suben los menores.

“Acaban de perifonear que se raptaron un niño del barrio Loma Linda comuna cuatro, es para pedirle a los cuadrantes que estén pendientes y que la policía nos colabore urgente”, relató un líder comunal.

Según versiones de la comunidad, los raptos se han presentado en los barrios Carlos Pizarro, Luis Carlos Galán primero y segundo sector, y Santo Domingo.

“Hace dos días desaparecieron dos niños en el barrio La Meseta, una situación que nos tiene muy preocupados porque se trata de nuestros hijos, y lo delicado es que la Policía no presta atención”, relató otra madre de familia.

Lo complejo es que testimonios sobre el robo de niños en la comuna cuatro hay varios, pero no hay una denuncia concreta que especifique placas o datos más precisos de las personas que supuestamente se están llevando a los menores.

“Estamos formando un frente para evitar esta situación porque son tres camionetas de platón las que utilizan para robarse los niños. Tenemos casos además en Minuto de Dios, Santa Viviana y límites con Bogotá, por eso vamos a hacer reuniones y  poner a funcionar las alarmas porque la idea es cuidar a nuestros niños”, puntualizó un líder de la zona.  

La policía aseguró que está pendiente de las denuncias, pero pidió información más precisa para actuar.