En el día internacional del árbol, gobierno departamental confirmó que se han sembrado cerca de 600.000 árboles en desarrollo de la estrategia Cundinamarca Neutra


La administración departamental, en desarrollo de la Estrategia “Cundinamarca Neutra”, liderada por la Secretaría del Ambiente y consciente de la importancia de los servicios ambientales que prestan los árboles, avanza en los procesos de compensación de la huella de Carbono, que a la fecha ha sembrado cerca de 600.000 árboles en diferentes municipios del departamento.

“Hoy en el Día Nacional del Árbol, buscamos sensibilizar a la población sobre la importancia de contar con un aire limpio; los árboles precisamente nos garantizan oxigeno para vivir, capturan CO2 contribuyendo a limpiar el aire que respiramos, además de prestar otros servicios eco-sistémicos. Hoy presentamos un balance positivo para cumplir la meta del Plan de Desarrollo Departamental, de sembrar en este cuatrienio 1 millón de árboles”, manifestó la Secretaria del Ambiente de Cundinamarca, Marcela Orduz.

La titular de la cartera ambiental señaló que es muy importante que las administraciones municipales desarrollen actividades de siembra de árboles, que sumadas a las acciones que adelanta la administración departamental, contribuyen a contrarrestar los efectos del cambio climático que ya afectan diversos ecosistemas. “Hacemos un llamado a los cundinamarqueses para que desde cada uno de sus hogares desarrollen acciones enfocadas en la preservación y conservación del ambiente y siembra y protección de árboles”, agregó la secretaria del Ambiente.

El Día Internacional del Árbol se celebra con el fin de crear conciencia sobre la importancia de los recursos forestales para el desarrollo sostenible, y los ecosistemas y su hábitat en Cundinamarca. A través de los siglos, los árboles han representado una importante fuente de desarrollo social, cultural, económico y científico, al hacer parte de todas las instancias de la vida de los seres humanos, por su capacidad de proveer techo, descanso, recreación, protección, energía y oxigeno, entre otros valiosos aportes.

Suecia fue el primer país en instituir un día en el año para hacerle honor al árbol, hacia el año 1840, cuando se tomó conciencia de la importancia que tienen los recursos forestales y la necesidad de enseñarle a los niños acerca de las plantas, su cuidado y su conservación. En 1872, se institucionalizó la fecha en Estados Unidos y hace más de 100 años que se celebra en muchos lugares de manera simultánea.

Los árboles, como el resto de los seres vivos, tienen derecho a ser protegidos, a no ser dañados, a crecer y a cumplir su ciclo. En este sentido, la Gobernación de Cundinamarca invita a desarrollar eventos y acciones conmemorativas en los 116 municipios del Departamento.