El Ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Jonathan Malagón, visitó el proyecto “La Pradera” de la Constructora Amarilo, que hace parte del Macroproyecto “Hacienda Casablanca” en el municipio de Madrid, Cundinamarca. Durante el recorrido –que contó con todos los protocolos de bioseguridad–, el Ministro recordó que en Colombia el 84% de los 2.605 proyectos que están en curso ya reiniciaron actividades constructivas y, en línea con esa dinámica a nivel nacional, las cifras en Cundinamarca son igualmente positivas.

Tenemos un nivel de reactivación por encima del 85%, es decir, más de 400 obras en Cundinamarca que nos han permitido volver a contratar cerca de 60 mil colaboradores, lo que demuestra que avanzamos a buen ritmo”, señaló el Ministro, quien destacó la forma en que se están cumpliendo los protocolos. De hecho, en el Proyecto La Pradera se manejan 4 horarios de ingreso y salida, y otras medidas contenidas en los protocolos.

Entre ellas están las filas al entrar, donde debe haber una distancia de 2 metros entre trabajadores; la medición de la temperatura y la aspersión corporal con una solución desinfectante. La suela de los zapatos también es desinfectada, entre otros protocolos de rigor”, dijo Malagón, quien anotó que actualmente la obra tiene 128 trabajadores que utilizan diferentes medios para llegar: 26 de ellos usan bicicleta (20%); 24 usan moto (19%); 36 carro particular (28%), mientras que 8 llegan a pie (6%) y 34 utilizan transporte público (27%). Andrés Tovar, Alcalde de Madrid; Elica Almanza, Secretaria de Vivienda y Hábitat de la Gobernación de Cundinamarca, y Andrés Pacheco, Gerente de la Constructora Amarilo, acompañaron al Ministro en el recorrido.