Así lo manifestó Fernando Montejo, coordinador del Grupo de Patrimonio del ICANH, al evaluar el daño irreversible que sufrieron algunas pinturas rupestres plasmadas sobre rocas en el sector del Bosque de San Mateo, comuna cinco de Soacha. El funcionario reclamó a la constructora por no haber presentado el Plan de Manejo Arqueológico de la zona.


pintura-rupestre-soacha

pintura-rupestre-soacha

Luego del daño causado a siete piedras ubicadas en terrenos de la constructora Triada por parte de algunos grafiteros, la Dirección de Cultura de Soacha lideró una reunión que contó con la asistencia de funcionarios del Instituto Colombiano de Antropología e Historia ICANH y varios arqueólogos para determinar responsabilidades y tomar medidas con el fin de proteger el arte rupestre del municipio.

“Después de observar el daño nosotros generamos la alerta, empezamos a movernos en medios y al otro día realizamos la visita técnica para hacer la evaluación, y la sorpresa fue que no era una sino 7 piedras las dañadas. Cuando tuvimos el resultado colocamos la denuncia ante el ICANH y citamos urgente una reunión para evaluar y generar responsabilidades”, dijo Héctor Peñaloza, director de Cultura de Soacha.

A la reunión asistió Fernando Montejo, coordinador del Grupo de Patrimonio del ICANH, arqueólogos, una restauradora, la ingeniera representante de la constructora Triada, funcionarios de Planeación, Turismo, la Dirección de Cultura y la Policía.

Como resultado del encuentro se deduce que Triada, constructora del conjunto Santa Rita y propietaria del terreno donde se ubican las piedras, si bien en algún momento presentó el Plan de Manejo Arqueológico, éste fue devuelto y nunca se corrigió ni se volvió a presentar.

“No sabemos por qué tanto tiempo para corregir y entregar ese plan de manejo, lo cual permite que pasen ese tipo de cosas, porque la puesta en valor no es solo colocar unos senderos, sino hacer un ejercicio completo que permita que la comunidad cambie sus imaginarios y vea de otra manera la importancia de esas rocas. Recordemos que en Colombia es un delito dañar el patrimonio y en este caso el daño ha sido irreversible”, aseguró Montejo.

A la constructora se le dio un plazo específico para que entregue el Plan de Manejo Arqueológico, el cual no puede pasar de noviembre. Además la Dirección de Cultura le pidió a Triada colocar avisos que adviertan sobre la afectación y de la posibilidad de cárcel a las personas que dañen las pinturas rupestres, al igual que contratar guardas para que estén haciendo recorridos en el sector, y solicitar acompañamiento de la Policía.

Lo delicado del caso es que las personas que afectaron las pinturas rupestres, en un intento por reparar lo hecho, volvieron para retirar la tinta del grafiti con thinner y lo que hicieron fue empeorar las cosas, hasta el punto que 3 de las piedras tienen daños irreparables.

Según la restauradora que asistió a la reunión, el valor para retirar los aerosoles puede oscilar entre 500 y 600 millones de pesos, incluso es necesario traer personal extranjero con equipos especiales porque se está hablando de un bien patrimonial que tiene más de 12 o 14 mil años.

La denuncia realizada por el director de cultura le ha costado amenazas, pero él aclara que ya colocó la respectiva denuncia en la Fiscalía y si bien se tiene plenamente identificados a quienes hicieron el daño, no se habla de todo el gremio de grafiteros.

“Son algunos, y es el mismo medio de grafiteros el que se encargó de denunciar, de hacerme llegar nombre y ubicación de las personas, incluso está pidiendo que la Dirección tome cartas en el asunto para que estas personas no vuelvan a participar ni en festivales ni en plan de estímulos”, agregó el licenciado Peñaloza.

Por último, el director de Cultura recordó que el pasado 28 de diciembre se firmó un contrato interadministrativo con el ICANH por cerca de 200 millones de pesos, justamente para proteger el patrimonio del municipio. “Ellos ya están haciendo estudios, recolectando información, verificando archivos y desde la semana antepasada aerofotografía en un sector aledaño al río Tunjuelo; además esta semana llegan tres arqueólogos al sector de Romeral donde van a hacer perforaciones de 30 por 20 cms y esa tierra la llevan a estudios de laboratorio para determinar el potencial arqueológico de la zona”.

La apuesta es entregarle al municipio los resultados con los sitios donde no se podrá hacer ningún tipo de intervención ni “jamás ser tocados por las constructoras”. Eso va quedar dentro del POT y la idea es blindar el patrimonio arqueológico del municipio”, finalizó el director de cultura.

pintura-rupestre-soacha-dañada

pintura-rupestre-soacha-dañada