La inseguridad está tan desbordada que ni los militares se salvan, ejemplo de ello sucedió anoche cuando delincuentes hurtaron el fusil a un soldado mientras patrullaba en Bogotá.

El hecho sucedió sobre las 11:00 p.m. del miércoles 20 de abril en el barrio de Quinta Paredes, mientras el uniformado estaba patrullando.

El soldado formaba parte de un grupo de ocho militares que patrullaban y verificaban que las medidas ordenadas por la Alcaldía de Bogotá se cumplieran.

Todo indica que el militar atendía un accidente de tránsito y que los delincuentes pasaron en una moto y le raparon el fusil.

 Tras el hecho, las autoridades implementaron un Plan Candado en la localidad de Teusaquillo, aunque no arrojó resultados positivos.

A través de un comunicado, la Brigada XIII del Ejército Nacional informó que el soldado víctima pertenece al Batallón de Policía Militar No. 13. No obstante se investiga si realmente fueron delincuentes que le arrebataron el fusil, o si el uniformado tuvo algo que ver en la pérdida del arma.