La Corte Constitucional declaró exequibles los artículos 80, 81 y 84 de la ley 160 de 1994, los cuales consagran las zonas de reserva campesina (ZRC). Con esta decisión, la Corte reafirma la constitucionalidad de las ZRC, dejando en claro que no son amenaza para los territorios indígenas.


Durante el 2013, la figura jurídica de las ZRC había sido demandada por su presunta inconstitucionalidad, ya que a consideración del demandante esa figura dificulta el acceso a la tierra de los pueblos indígenas, no tiene en cuenta el mecanismo de la consulta previa y profundiza los conflictos derivados de la explotación de los recursos naturales.

Pese a los reclamos y argumentos del demandante, la Corte Constitucional estipuló que los artículos demandados están apegados a la Constitución, dejando así un precedente que fortalece a dicha figura jurídica.

La determinación de la Corte le brinda más argumentos a las organizaciones que luchan por los intereses del campesinado asentados en regiones donde es posible adelantar un proceso de conformación de reserva campesina.

La decisión de la Corte Constitucional pone fin al limbo jurídico en el que se encontraban las ZRC, pero además implica el reconocimiento de que dicha figura no es amenaza alguna para las comunidades indígenas.

A partir de este fallo, las instituciones del Estado colombiano están en la obligación de cumplir y respaldar la ejecución de la ley 160 del 94, una ganancia histórica de las luchas del campesinado.

Fuente: Prensarural