Preocupados andan los comerciantes que trabajan en los alrededores de la Plaza de Mercado del centro de Soacha, entre las calles 14 y 15, por cuenta de algunas personas que, camuflados entre sus mismos colegas, aprovechan para robar y cometer actividades delictivas que perjudican el buen funcionamiento de sus negocios.


2-2-3.jpg

De acuerdo a lo expresado por los mismos comerciantes, el problema no se presenta desde ahora, pues ya son varios los años que llevan tolerando esta delicada situación, mientras que la respuesta que han encontrado en la Policía y las demás autoridades es escasa, teniendo en cuenta que la reacción es lenta y los efectivos son pocos para tratar de actuar ante esta dificultad.

“La mayor problemática que tenemos es con la delincuencia común, la cual se camufla entre los carros y los furgones que se parquean cerca de nuestros negocios. A la Policía nunca la tenemos aquí para decirle que nos presten un servicio, es decir, no tenemos ninguna ayuda por parte de la Fuerza Pública. Uno puede llamar a los uniformados hasta dos y tres veces, pero ellos no llegan a atender nuestros requerimientos. Ahora, otro factor que tenemos acá es que hay personas que usan los postes y los andenes para hacer sus necesidades y dejar basura tirada”, explicó María Otálora, habitante del barrio San Luis y comerciante de la Cll.14.

Otro aspecto que preocupa a los comerciantes está relacionado con las actividades realizadas en los establecimientos ubicados en medio de la Cr. 5, sobre la antigua carrilera, donde se expende y se consume bebidas alcohólicas a diario, pero particularmente los fines de semana y los días de quincena, allí se genera ruido y desorden que afecta a quienes trabajan y transitan por el lugar:

“Es necesario que se haga un mayor control a nuestros negocios, pues aquí se genera mucho ruido hasta altas horas de la noche, prácticamente todos los días. Por si fuera poco, hay una permanente presencia de personas en estado de embriaguez, que afectan el normal desempeño de nuestros locales y constituyen otro causal de inseguridad”, agregó Otálora.

“Yo personalmente he visto cómo han robado y atracado a varias personas cerca de nuestros establecimientos. Hay personas que se dedican no sólo a robar, sino también a hacer sus necesidades en plena vía pública, más que todo cuando salen embriagados de los establecimientos que se ubican sobre la Cr. 5, en las noches y en las madrugadas. Muchas de las personas que se embriagan allí, vienen y bajan por acá e incomodan a todos los que viven o trabajan por acá”, expresó Jorge Velásquez, comerciante de la Cll.14.

Vale la pena mencionar, que según expresaron los comerciantes de las calles 14 y 15, la mayoría de las personas que generan inseguridad en este sector provienen de barrios ubicados en las localidades del sur de Bogotá. Lo preocupante, es que como dicen ellos mismos, mientras que en el Distrito Capital los ‘sacan’, en Soacha no existe ningún control al respecto:

“La presencia de delincuentes que vienen a robar es permanente, ellos abren los carros y roban los elementos que llevan dentro. Este es un problema que tiene azotado todo el comercio aquí sobre la Cll.14 y la Cll.15, ya poco se ve la presencia de la Policía. La mayoría de estas personas provienen de otros sectores, ellos son los que se camuflan entre los comerciantes. Hay quienes vienen de las localidades del sur de Bogotá sólo para delinquir, entonces lo que pasa es que los sacan corriendo de allá y se vienen para acá a cometer sus ilícitos. Continuamente se está cambiando a los comandantes de la Policía, entonces no hay fuerza pública disponible en el sector. Uno puede denunciar, pero lo que pasa es que se echa de enemigos a los mismos ladrones y se mete en un riesgo enorme”, concluyó José Floro Casas, propietario de un local comercial en el sector de las calles 14 y 15.