El Liceo Pedagógico Cundinamarca es un colegio privado ubicado en el barrio Ubaté I sector, en donde algunos padres de familia han denunciado una serie de irregularidades, que dan cuentan de actos de hostigamiento que la Rectora del colegio ha cometido en contra de los estudiantes, a quienes les ha impedido el ingreso al colegio y les ha amenazado con graduarlos por ventanilla.


Precisamente, esta mañana se presentó un inconveniente con un grupo de estudiantes de grado undécimo, que de acuerdo a lo que dijeron los padres de familia, no pudieron ingresar al plantel educativo porque la Rectora así lo determinó. El motivo de esta decisión, fue una especie de castigo que la funcionaria les dio a los alumnos, debido a que ayer jueves ellos rayaron las chaquetas de sus uniformes con mensajes de despedida, teniendo en cuenta que dentro de pocos días se graduarán del colegio:

“Los muchachos rayaron las chaquetas de sus uniformes, escribiéndose mensajes para recordar la finalización de sus estudios. Sin embargo, a las directivas del colegio no les pareció y aseguraron que habían botado papeles en el salón y que además habían hecho indisciplina. Por esta razón, la Rectora de la institución se molestó bastante y echó a los estudiantes del colegio, les dijo que no podían estar allá y que se fueran, porque si no querían estar allí no debían volver al colegio. Todos los chicos se encontraron a las 6:30 a.m. e hicieron una carta solicitando que los dejaran ingresar, porque querían compartir el último día de clases”, explicó Sandra Guerrero, madre de uno de los estudiantes.

Según expresó Guerrero, en el fondo del asunto al parecer hubo represalias porque los estudiantes no obtuvieron un puntaje alto en las Pruebas Saber 11. Respecto a lo anterior, a pesar de que finalmente, y luego de que las directivas del colegio recibieron a algunos alumnos y a una madre de familia, se permitió que los jóvenes entraran a la institución, la señora Guerrero aseguró que el caso presentado hoy no es nuevo, y que desde hace un tiempo se han presentado hostigamientos de la Rectora hacia los muchachos:

“Los muchachos manifiestan que han sido maltratados en su dignidad, pues varias veces les han dicho que no tienen proyecto de vida, que van a ser simples técnicos, que no lograrán nada, y que su puntaje en las Pruebas Saber 11 no fue bueno. Para mí esto viola su dignidad, y hace que tengan baja autoestima. Si siempre les dicen a los estudiantes que no son buenos, ¿cómo se van a presentar a la universidad, con qué seguridad? Muchos de esos puntajes sí sirven para ingresar a las universidades, por eso considero que hay hostigamiento de las directivas hacia los alumnos”, destacó la madre de familia.

Otros padres de familia señalaron que sus hijos están predispuestos y tienen baja autoestima. Reclamaron por que el colegio tenga procesos pedagógicos eficientes para encaminar a los muchachos, porque para ellos los jóvenes no son malos y simplemente han cometido errores propios de su edad, que con un buen acompañamiento se pueden superar. Por otra parte, los mismos padres indicaron que la presión que tienen los estudiantes ha hecho que asuman una actitud de rebeldía. Todos tienen preocupación por las posibles represalias que se puedan tomar contra sus hijos.

“Según lo que conocemos, todos los estudiantes hombres de grado noveno quedaron con matrícula condicional, porque según las directivas ellos botaron unos papeles en la casa siguiente al colegio, cuando celebraban que ya habían terminado el año escolar. A otros estudiantes de grado undécimo los amenazaron diciéndoles que se iban a graduar por ventanilla. Hoy por ejemplo, impidieron el ingreso de varios muchachos de once, porque ellos rayaron las chaquetas con mensajes de agradecimiento y despedida, algo que a mi criterio no tiene ningún inconveniente, pero que para la Rectora es un motivo suficiente para no permitir que ellos entren al colegio”, agregó otra madre de familia que solicitó la reserva de su nombre.

Teniendo en cuenta los inconvenientes que existen en este momento, los padres de familia pidieron que si hay algún tipo de conducta negativa por parte de sus hijos, se les haga un debido proceso y se les informe a ellos para poder tomar los correctivos necesarios, antes de que el colegio decida tomar medidas que son consideradas arbitrarias y autoritarias.

Vale la pena destacar que Periodismo Público.com acudió al Liceo Pedagógico Cundinamarca para dialogar con Gladys Rodríguez, Rectora de la institución. Luego de esperar alrededor de 20 minutos la Secretaria del plantel educativo manifestó que la funcionaria se encontraba realizando labores correspondientes a la graduación de los estudiantes, y no podía atender al equipo periodístico en ese momento, por lo que informó que se comunicaría con el periodista. No obstante, al momento de redactar esta nota, todavía no se había recibido la llamada.