Docentes y padres de familia señalan al Centro Educativo de Ciencia y Tecnología María Paz de Soacha. Dicen que amarraban a los niños, les daban poca comida y que había mucho desaseo.

 Testimonios de exdocentes y padres de familia dejan en evidencia las posibles irregularidades en este colegio ubicado en el barrio Rincón de Santafé, comuna tres de Soacha.

“Nos hemos dado cuenta del maltrato continuo hacia los niños, la rectora hizo de todo para que no nos diéramos cuenta, tenemos videos y audios de docentes y señoras de la cocina donde testifican el maltrato. Pagamos una pensión muy cara y solo les daban de almuerzo lentejas con arroz, sin proteína, se evidencia suciedad porque no les daban ni una servilleta”, dijo Nancy Carrillo, madre de familia del jardín infantil.

“A mi hija le tapaban la boca, le metían papeles dentro de la boca, ella nos cuenta, no es mentirosa, la tenemos acostumbrada que siempre nos diga la verdad, entonces cómo podemos quedarnos callados, hoy fueron mis hijos, mañana pueden ser los suyos”, agregó un padre de familia.

Docentes que trabajaron en el jardín infantil también se manifestaron y aseguraron que renunciaron a la institución por las irregularidades que evidenciaron:

“Los papás pagaban una lonchera saludable todos los viernes para que les dieran onces, pero les daban lo más fácil. Ejemplo, Frutiño con una Saltina y una manotada de maíz pira; el desaseo de los baños era terrible, no contábamos con alcohol ni guantes, el trapero y la escoba eran los mismos para los baños, pasillos y cocina,  tenemos pruebas que amarraban a un niño al coche desde que llegaba hasta que se iba, igualmente estábamos inconformes con lo que nos pagaban de salario, no teníamos prestaciones de ley, EPS ni ARL, los niños tampoco tienen ese seguro”, dijo la profesora Katherine, quien además aseguró que no  habían denunciado antes porque no tenían recopiladas todas las pruebas.

Otra docente, que trabajó dos meses y renunció el pasado viernes, aseguró que evidenció muchas irregularidades.  “Evidencié que casi todos días ella los ultrajaba, les tapaba la boca, amarraba a algunos bebés, a un niño especial lo amarraba, a veces sin zapatos ni medias; muchas veces recibía niños con fiebre, enfermos, pero no le importaba, sólo decía que le quitara la camisa y la chaqueta… Los viernes para la lonchera saludable notificaba que había sorbete, pizza, lo mejor, y solo se les daba un pedazo de banano (para tres), y una cucharada de helado, y en la mañana una Saltina con aguapanela”, puntualizó.

Ahora los padres de familia piden indemnizarlos y algunos ya colocaron la denuncia en la Fiscalía y en entes como la Secretaría de Educación y la Personería.

Periodismo Público visitó el colegio, pero nadie atendió al medio. Sin embargo, dejamos claro que el espacio está abierto para que directivos y docentes del Centro Educativo de Ciencia y Tecnología María Paz de Soacha den su versión sobre las posibles irregularidades denunciadas por exdocentes y padres de familia.