La venta de estupefacientes es un problema que se ha extendido a muchos conjuntos residenciales de Soacha, el lío es que las autoridades no hacen nada para frenar este flagelo.

Ante los ojos de residentes y transeúntes se vende la droga sin escrúpulos, y aunque es un problema que se extendió por toda la ciudad, en este caso la denuncia se centra en un conjunto residencial de Hogares Soacha.

Residentes del conjunto dijeron que las autoridades no hacen nada, y eso que tienen conocimiento de esta problemática. “La venta de estupefacientes es casi a diario, ya los compradores saben, se acercan a la reja y compran las dosis ante los ojos de todos, incluso el CAI de Hogares queda diagonal y nadie hace nada”, denunció un residente.

Otra persona que reside en el conjunto dijo que la venta de estupefacientes es el pan de cada día, “también llegan mujeres embarazadas, con niños en los brazos y otras con bebés en coches a comprar”, añadió, mientras que otros vecinos aseguraron que la venta se hace a plena luz del día.

Lo que indican los residentes es que los vendedores viven dentro del conjunto y los compradores llegan hasta la reja a recibir las dosis.

La comunidad hizo un llamado a las autoridades para que controlen la venta de droga, teniendo en cuenta que hay niños y jóvenes menores de edad que se dan cuenta lo que hacen los adultos.