Culminó el Programa Cundinamarca Ruta de Colores en San Bernardo, Villagómez y la inspección de San Antonio de Aguilera de Topaipí. En estos municipios fueron beneficiadas aproximadamente 600 viviendas y más de 2 mil cundinamarqueses.


La administración departamental a través del Instituto de Acción Comunal y Participación Ciudadana de Cundinamarca (Idaco) finalizó, con la entrega simbólica de una llave, el programa Cundinamarca Ruta de Colores en San Bernardo, Villagómez y la Inspección de San Antonio de Aguilera de Topaipí.

Luego de realizar talleres de capacitación y jornadas de pintura para el embellecimiento de las fachadas culminó en estas localidades Ruta de Colores que busca el embellecimiento de sus entornos. “Este programa pretende llevar a todos los rincones de nuestro departamento un mensaje de solidaridad, respeto, trabajo en equipo y de esta forma, afianzar los lazos comunitarios”, puntualizó la gerente del Idaco, Luisa Fernanda Aguirre.

En San Bernardo, Villagómez y la Inspección de San Antonio de Aguilera de Topaipí se beneficiaron aproximadamente 600 viviendas, más de 2 mil personas. En el programa se destaca la entrega a la comunidad de los llamados “muros verdes” que tienen una extensión de seis metros cuadrados y un mural construido de forma colectiva por la comunidad.