Se trata de la banda conocida como La Frontera que vendía los estupefacientes cerca de colegios en la localidad de Suba en Bogotá y en Cota.


Una nueva modalidad de fabricación y tráfico de estupefacientes, que involucra a niños y jóvenes, quedó al descubierto en Cota, Cundinamarca, tras ser desmantelada una banda delincuencial.

“Luego de tres meses de seguimiento, con apoyo de agentes infiltrados, las autoridades capturaron a diez integrantes de la organización, quienes se dedicaban a vender marihuana y bazuco saborizados en las afueras de los colegios y parques del municipio y la localidad de Suba en la capital del país”, manifestó el alcalde de Cota, Carlos Julio Moreno.

Según las investigaciones adelantadas, los miembros de la banda denominada “La frontera” se ubicaban en las afueras de los planteles educativos y en las proximidades de los parques para ofrecer los estupefacientes.

Los jóvenes eran atraídos con la promesa de que se trataba de marihuana y bazuco con sabor a maracuyá y vino, la droga a su vez era ofrecida por menores de edad. Entre los 10 capturados dos son menores de edad.

Fuente: Caracol.com.co