Mediante una investigación, la Policía dejó al descubierto cuatro establecimientos donde se estaban comercializando bicicletas y accesorios de dudosa procedencia.

Además porque no contaban con la documentación exigida para corroborar que ejercían esta actividad de manera legal.

En los operativos, fueron encontradas dos bicicletas, que días antes habían sido hurtadas en la localidad de Kennedy.

Por estos hechos, fueron capturados dos hombres, quienes deberán responder por el delito de receptación.

Los establecimientos donde fueron encontradas las irregularidades, fueron cerrados de manera temporal, hasta tanto no cumplan con la legalidad.