En enero de 2015 se comenzó a construir la nueva estación de bomberos del municipio de Soacha, un proyecto que con el tiempo se comenzó a convertir en los ya acostumbrados elefantes blancos de la ciudad. La obra se quedó de entregar en diciembre del mismo año, pero sólo hasta la mañana de este miércoles se inaugura formalmente.


pp-15.jpg

Los estudios, diseños, trámite de licencias y construcción de la denominada Infraestructura para el funcionamiento municipal de la Gestión del Riesgo, fueron adjudicados en enero de 2015 al Consorcio Construcciones 2014, con un plazo inicial de 10 meses.

Pero al plazo inicial vinieron demoras y prórrogas, y la última entrega programada fue para abril pasado, promesa que también se incumplió.

La nueva estación se ubica en la comuna dos, carrera 9 con calle 22, y aunque es una zona residencial, es un lugar central que permitirá una mejor movilización del equipo de bomberos hacia distintos lugares del municipio. La infraestructura de la estación es reconocida como una de las más modernas del departamento ya que posee una red contra incendios y un tanque de reserva de más de 1.300 galones de agua. Adicionalmente, los bomberos cuentan con una máquina extintora de 1.000 galones de agua, maquinaria para estricación (elementos para rescatar a personas atrapadas en vehículos) y unidades para rescate en alturas.

El teniente Raúl Enrique Riobueno, comandante de Bomberos Oficiales de Soacha, resaltó la importancia de la obra para el municipio, ya que la nueva estación se ubica en un sitio de fácil acceso hacia las importantes vías de la ciudad, además de contar con espacios para capacitar a la comunidad en temas de prevención y atención de emergencia.

La obra tiene 1928 metros cuadrados y se proyectó con un presupuesto de 3.800 millones de pesos, aunque con la demora y las prórrogas, su costo final se incrementó.

Fotos: archivo PP y Alcaldía de Soacha