Uniformados del  Comando de Policía de Sibaté capturaron a  una  atractiva mujer en inmediaciones al peaje de San Miguel, la cual conducía un vehículo que no era de su propiedad.  

Dicen las autoridades que la mujer se valía de sus encantos para engañar hombres a quienes convencía que la trasladaran a poblaciones vecinas a la capital, pero  en el camino hacía recoger a sus cómplices  para llevar a cabo el robo.  

Las primeras informaciones indican que la mujer contrató los servicios de un hombre con su vehículo en Bogotá,  y aún en las calles de la capital aparentó haberse encontrado con tres personas, a quienes hizo subir al automóvil.

El destino era Fusagasugá y por el camino los sujetos sacaron armas de fuego y sometieron al conductor, obligándolo a tomar la vía Sibaté-San Miguel-La Aguadita.  

Todo indica que en un pare cerca de la Aguadita el conductor se les escapó, lo que permitió que algunos conductores que pasaban por el lugar se dieran cuenta de la situación, lo que obligó a que los tres sujetos escaparan a pie, pero la mujer se devolvió conduciendo el vehículo.

La comunidad alertó a la Policía y en el peaje de San Miguel fue interceptado el vehículo,  la mujer detenida y puesta a disposición de la URI para su posterior judicialización.