La comisión primera del concejo de Soacha devolvió el proyecto de acuerdo No. 17, el cual buscaba autorizar al alcalde para realizar ajustes presupuestales y adquirir compromisos con cargo a vigencias futuras excepcionales en materia de transporte.


La concejal ponente, Nohora Evelia Escobar, defendió vehementemente el proyecto de acuerdo y durante las cuatro horas de debate en comisión insistió en que era necesario que el cabildo respondiera a la confianza que la nación le ha dado a Transmilenio y al mismo Soacha Cable. Pero las cosas parecían no estar a su favor, ya que cuatro de los siete concejales de la Comisión insistían en que se requerían más soportes para aprobarlo.

Durante el debate en Comisión asistieron habitantes de la comuna cuatro quienes pidieron la aprobación del proyecto. Asistió también el secretario de Infraestructura Pastor Humberto Borda, quien hizo una precisa exposición de lo que significa la aprobación de recursos para Transmilenio y el Soacha Cable.

La comisión primera está integrada por los siguientes concejales: Juan Carlos Arias Cante, Joel de los Ríos, Evelia Escobar, Nelly Stella Cubillos, Héctor Miguel Cuesta, José Ignacio Roya y Jaime Eulises Sepúlveda. Los tres primeros respaldaron abiertamente la aprobación del proyecto, mientras que los cuatro restantes dejaron ver que no lo aprobarían debido a la falta de soportes.

Después de la larga discusión y de las intervenciones, tanto de los representantes de la comunidad como del mismo secretario de infraestructura, la ponente del proyecto Nohora Evelia Escobar decidió retirarlo para que el ejecutivo haga los respectivos ajustes y lo vuelva a presentar a consideración del concejo.

El secretario de infraestructura, Pastor Humberto Borda, lamentó la devolución de la iniciativa gubernamental y dijo que esa dilatación puede traer efectos negativos ya que el Conpes podría devolver los recursos ya asignados en vigencias futuras y trasladarlos a otra ciudad o municipio donde se desarrollen proyectos de transporte masivo. Respaldó tajantemente el apoyo de la nación “porque con esos costos tan elevados, la ciudad difícilmente podría realizar obras del tamaño de Transmilenio, más cuando el municipio sólo coloca el 20% del valor total.

La siguiente fue la reacción de Borda, una vez se conoció la devolución del proyecto: