La familia llegaba en su vehículo cuando se vio sorprendida por los delincuentes armados. Les robaron dinero, celulares y joyas.

Actúan como una jauría en contra de las víctimas. Esta vez fueron 10 delincuentes armados con pistolas que se desplazaban en cinco motocicletas y que actuaron escalonadamente para no dar oportunidad de escape a la familia asaltada.

El reprochable hecho sucedió en el barrio Mandalay, localidad de Kennedy al sur de Bogotá, cuando una familia arribó a su vivienda en un automóvil blanco. De un momento a otro se vieron sorprendidos por dos delincuentes que los abordaron por lado y lado del carro, pero en cuestión de segundos estaban rodeados de los demás, montados en sus motos.

Los delincuentes se robaron celulares, joyas, dinero y hasta las llaves y los documentos del vehículo ante la mirada atónita de vecinos que aterrados miraban lo que estaba pasando.

Los atracadores descaradamente se tomaron el tiempo de guardar lo que se robaron, subirse a las motos y huir del lugar.

La Policía Metropolitana se pronunció frente al hecho y aseguró que ya está haciendo seguimiento al caso, gracias a videos de cámaras de seguridad de la zona.