La afirmación la hizo el Secretario de Desarrollo Social de Cundinamarca, Wilson Villegas, en el marco de la socialización de la política pública de seguridad alimentaria que se realizó ayer en Soacha, y a la que asistieron representantes del municipio y de las provincias de Sumapaz y Sabana Occidente.


“El proyecto plantea la fijación de la política de seguridad alimentaria de Cundinamarca para los próximos 10 años, esperamos tener un documento que realmente marque el derrotero de este tema y que nos lleve a tener un territorio que supere el hambre, la pobreza rural, que plantee un desarrollo del campo profundo para Cundinamarca; la pobreza nuestra es eminentemente rural y es una contradicción que el departamento que produce la comida para Bogotá, su propia comida y toda el agua que consume la capital, tenga hoy unos niveles de pobreza rural grande. Nosotros tenemos dos millones 500 habitantes de los cuales 800 mil viven en el campo y en ellos está el 70% de la miseria total del departamento”, afirmó el secretario.

El proyecto de seguridad alimentaria del departamento se ha venido trabajando hace diez años aproximadamente, bajo cinco ejes básicos: Acceso, producción de alimentos, aprovechamiento biológico (que la gente esté sana), el tema cultural y la forma cómo se producen los alimentos. “Si vemos estos cinco ejes articulan todo un cambio social porque para poder producir alimentos debemos tener desarrollo rural, para obtener desarrollo rural tenemos que generar políticas fundamentales en la producción de alimentos, sobre todo con los pequeños productores del campo. Son ellos los que están produciendo y lograr que haya producción implica una política definida en vías terciarias, salud para los campesinos, créditos, y acceso a la tierra, entonces podemos decir que encontramos una enorme posibilidad de un cambio social si la aplicamos bajo estos cinco ejes”, agregó Villegas.

Entre tanto, María del Pilar Melo, de la secretaría técnica para la construcción del Plan de seguridad alimentaria de la secretaría de Desarrollo Social de Soacha, manifestó que para el municipio es importante porque se está desarrollando un proceso conjunto con la gobernación y se está realizando el Plan de Seguridad Alimentaria, lo que permite articular estrategias con el departamento y llevar a cabo todas las acciones que se requieren.

“Ya hay un avance, los alcaldes han querido que la base del Plan Municipal sea la disponibilidad de alimentos y el acceso, ya tenemos formulado un proyecto ambicioso que esperamos empiece a operar en dos meses y esto hace parte de la política, tenemos diagnóstico, la problemática identificada y un proyecto para iniciar, es decir, lo que falta es la construcción del documento final”, aseveró la funcionaria.

Finalmente se explicó que para tener una política adecuada hay que validarla con las comunidades, que ellas se apropien de los lineamientos y características de esa política y le digan sí a cada una de las estrategias y acciones que se emprendan para trabajar en conjunto por eliminar el hambre en el departamento.