El chileno que transforma la chatarra en Sibatè

Juan Enrique Greibe es un empresario chileno que llegó hace 9 meses a Colombia y hoy es el director de operaciones de Gerdau Diaco, una empresa que se dedica a transformar chatarra en productos de la más alta calidad para procesos de construcción civil en el país, uno de ellos, el acero.


diaco-.jpg

Hablar de Juan Enrique Greibe, es hablar de un hombre de apariencia tranquila, tono de voz suave y mirada cálida. Dueño de un sello que parece personal y que denota formalidad cuando está hablando. Con estas y aún mejores cualidades en el diario vivir, lidera su equipo en la empresa Diaco

Gerdau Diaco, que tiene una de sus sedes en el municipio de Sibaté, es una gran industria dedicada al reciclaje y transformación de la chatarra en algo más productivo para la construcción, con más de 50 años de experiencia como compañía en el mercado.

Durante la entrevista para esta crónica, Juan Enrique recorre con orgullo y precisión cada rincón de la empresa; enseña a propios y visitantes cómo operan, qué productos entregan para la industria, cómo ahorran recursos durante el proceso. Pero más importante aún, habla del compromiso de esta empresa con el medio ambiente. Y asegura: “Soy ingeniero mecánico, soy chileno, trabajo en Gerdau hace 17 años y dentro de esa experiencia he podido estar en las plantas de chile, 6 años en Perú y 9 meses aquí en Colombia”.

El recorrido avanza por un lote extenso que alberga toneladas de chatarra, metal retorcido y aparentemente obsoleto a los ojos de quienes no conocen, claro está, pero que así como se ve, entrará en minutos y con ayuda de una máquina de brazo largo, al proceso que se hace en la planta.

En este punto del recorrido, Juan Enrique señala que tiene a cargo procesos operativos como el manejo de suministros, área industrial, logística, compra del metal, calidad, seguridad y medio ambiente. Dicho así, parece ser demasiado, pero este hombre capaz y emprendedor, ha logrado juntar todos los componentes, y de la mano de su equipo como si fuera una gran orquesta, hace que todo suene en armonía; la armonía con el medio ambiente.

“Somos una industria que se marca en un contexto de sostenibilidad, somos recicladores de chatarra y entregamos productos de la más alta calidad para procesos de construcción civil en el país. Por eso, nuestros procesos de transformación y ambientales-además de llevar muchos años- se han llevado a los más altos estándares de calidad”.

Esta empresa, de la mano de sus colaboradores y directivos, ha llevado la palabra reciclaje a niveles tan altos que hoy cumple con varias normas de calidad internacional en la industria siderúrgica, entregando un acero sostenible que además de partir de una acción clave como lo es reciclar, acude al ahorro de agua, energía y residuos durante su proceso.

Por eso, DIACO se suma al trabajo que han logrado a través de este tiempo, a la estrategia de producción Más Limpia que la CAR impulsa entre las empresas que demuestran su compromiso con el medio ambiente y que desean, de la mano de la Autoridad Ambiental, seguirla potenciando.

Pero además del orgullo por su trabajo en DIACO, Juan Enrique Greibe comparte algo más allá que lo apasiona, por eso asegura: “Me gusta mucho viajar, y estoy muy contento de poder hacerlo estos meses por Colombia, sin duda es un país maravilloso y lo mejor es que lo hago en familia”. Cuando dice la palabra familia, una sonrisa natural y complaciente se dibuja en el rostro de este empresario; sin duda, ve la vida más allá del trabajo y sabe que la familia es un motor inigualable.

Pero más aún, sabe que a cada país a donde la vida laboral lo ha llevado, encuentra la familia DIACO. Con ellos, promueve desde sus plantas y procesos, la protección del medio ambiente, dando un mensaje sentido desde su experiencia para aquellas empresas que también quieren ser amigables con la naturaleza. Por eso concluye: “Sin duda el mundo va muy rápido, y no hay espacio para pensar en una actividad que no sea sostenible ni amigable con el medio ambiente, es un proceso que tenemos que hacer a la mayor velocidad. En nuestra experiencia, trabajar por hacer estos procesos mejores para la naturaleza, la salud y nuestros colaboradores, sin duda traen productividad y rentabilidad para nuestros accionistas.

Crónica de Yessica Cepeda Villarraga

Sobre Periodismo Público 31173 Artículos
Noticias y actualidad de Soacha y Cundinamarca