Para este jueves 15 de julio está previsto el regreso de los estudiantes a las aulas de clase, sin embargo, hay un alto rechazo a la presencialidad y denuncian que muchos colegios no están listos.

Precisamente ayer se realizó una reunión del Comité Municipal de Alternancia en cabeza de la secretaria de educación de Soacha, y aunque se escucharon voces de rechazo a la presencialidad, el gobierno local está empeñado en que este jueves 15 de julio comience el retorno a clases presenciales de manera paulatina a las instituciones educativas oficiales de Soacha, siguiendo los lineamientos del Gobierno Nacional.

“Este regreso de los estudiantes se hará con el consentimiento, de manera particular, de cada padre de familia, atendiendo todos los protocolos de bioseguridad y los aforos permitidos, buscando la protección de niños, jóvenes y sus familias”, expresó la alcaldía.

Pero hay un amplio sector de padres de familia y docentes que considera que no es el momento de regresar a las aulas de clase por diferentes motivos: apenas comienza a bajar el tercer pico de la pandemia, hay varias cepas más agresivas circulando en el país y un aspecto clave es que muchos salones de distintos colegios no tienen ventilación.

“Es una locura meterlos a salones que tienen vidrios mas no ventanas, la única es mantener la puerta abierta, pero aún así no hay suficiente ventilación, además las aglomeraciones, los abrazos, el contacto y hasta andar con el tapabocas en el cuello va ser inevitable porque los niños y jóvenes son así”, dijo una madre de familia de la Institución Educativa Las Villas.

Precisamente esta semana, el delegado de las Instituciones Educativas de Soacha, miembro del Consejo de padres de las IE las Villas e integrante de Comité Municipal de Alternancia, Pedro Guzmán, rechazó de tajo la presencialidad y dijo que ninguna de las instituciones educativas del municipio cuenta con la infraestructura para garantizar los protocolos de bioseguridad de los que habla el Gobierno Nacional.

“Quién garantiza que un niño no se quite el tapabocas, que no haya aglomeraciones en la entrada al colegio, al ingreso y salida de salones, baños, cooperativas, en la entrega del refrigerio, en el transporte escolar, que no se toquen, que intercambien golosinas o que anden cerca”, añadió Guzmán.

Pero las voces de rechazo son también de los docentes. “Si bien ya estamos vacunados, los niños no, y recordemos que este tercer pico ha sido más agresivo con las personas jóvenes, y las cepas que se vienen son mucho más contagiosas. Creo que no es el momento de regresar a la presencialidad, quizá estaría de acuerdo con la alternancia, pero hay que revisar varias cosas”, dijo un docente que pidió reservar su nombre.  

Lo cierto es que en el Comité Municipal de Alternancia que se realizó ayer en la Secretaría de Educación, quedó prácticamente en firme el regreso a la presencialidad este jueves, aunque es claro que el regreso de los estudiantes se hará con el consentimiento de cada padre de familia. Habrá que esperar qué porcentaje de los estudiantes acuden mañana a las aulas de clase.

Foto: Institución Educativa San Mateo (referencia)