Cindy Gómez es una joven microempresaria de 29 años que tiene una condición de discapacidad por cuadriplejia debido a un accidente que tuvo en el año 2015 en unas de las carreteras del Tolima.

Pero su condición no ha sido impedimento para emprender y sacar adelante su tienda virtual de ropa estampada en la que ofrece gran variedad de diseños, estilos, formas y buenos precios,  pero sobre todo la posibilidad de que el cliente pueda incluir dentro su prenda algún dibujo, marca o un lema especial propio de su autoría.

“Nuestra línea básicamente está enfocada hacia las camisetas, pero también ofrecemos conjuntos para niños, sudaderas, bodys, camibusos, busos con capotas y sin capota en algodón grueso, pantalones para hombres y mujeres e incluso las gorras también hacen parte de nuestro catálogo, todo lo anterior pensando en nuestros clientes con el fin de que ellos queden contentos y vuelvan a contactarnos o a disponer de nuestros servicios”, dijo Cindy Gómez, de la tienda virtual Valentía by.

Menciona Cindy que sus productos son hechos con el mejor algodón y licra que existen en el mercado, un trabajo de alta calidad ciento por ciento colombiano, siempre enfocados a frases motivadoras e inspiradoras. Por su condición de discapacidad no trabaja sola, su hermana Nayibe se ha convertido en su mano derechasumándole al negocio los ingredientes de compromiso, apoyo y experiencia.

“Quiero dar un mensaje a todos esos emprendedores, en especial a esas pequeñas personitas que en la actualidad padecen alguna discapacidad, que hay que tener fe en Dios, que él todo lo puede, ojalá levantarnos todos los días con entusiasmo, con ganas de vivir, de seguir luchando, pero sobre todo tener esa convicción de creer en sí mismos, porque muchas veces la discapacidad es solamente física, más no mental”, puntualizó Cindy.

Si alguien desea apoyar a Cindy en su forma de emprendimiento, puede contactarla en Instagram como Valentíaby Cindy Gómez, en Facebook como Valentía by Cindy Gómez o al Whatsapp 3227267174.

 Cabe aclarar que se hacen domicilios a Bogotá y Soacha, pero también envíos nacionales desde y hacia cualquier parte del país.

Por Rafael Rodríguez