Tras cuatro semanas sin ‘humo blanco’, el Gobierno decretó el monto. De 616.000 pesos, el punto de partida del sueldo mínimo de los colombianos aumentó $28.336.


Finalmente, el país conoció la cifra del ‘mínimo’ para el próximo año, el cual tuvo un incremento de 4,6%.

“Lo que se ha hecho es no perder poder adquisitivo, pues la inflación de 2014 será seguramente de 3,6 por ciento, un punto abajo del aumento del salario mínimo”, dijo el ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón.

Así el aumento sea del 10, del 4 o del 7 por ciento, en Colombia nadie podrá decir que el salario mínimo es envidiable para un trabajador”​, agregó.

Para negociar el monto, gremios y trabajadores se ‘sentaron a la mesa’ y mostraron sus cartas con el fin de llegar a un acuerdo, cuestión que tampoco sucedió esta vez. En 18 años de existencia de la Comisión de Concertación Laboral solo ha habido acuerdo en cinco de estos.

En esta oportunidad, los gremios y empresarios buscaban un reajuste de 4,5 por ciento, es decir 25.800 pesos.

Para los trabajadores y sindicatos esa cifra era muy baja y establecieron como punto de partida para negociar un 9,5 por ciento, 58.520 pesos más de lo que un empleado con salario mínimo gana en 2014.

CIFRA PRUDENTE

“Es una cifra muy prudente. El gobierno entendió las razones y van muy de la mano con relación al momento económico y social del país. El incremento del 4,6 % en el salario mínimo nos permite estar en armonía con la Reforma Tributaria y con las buenas cifras del desempleo que se situó a noviembre en 7,7%”, expresó Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia –SAC-.

El Presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia –ANDI–, Bruce Mac Master, destacó que la decisión tomada por el Gobierno Nacional cumple con tres objetivos fundamentales para fomentar la economía colombiana, los cuales consisten en; mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores al superar ampliamente las inflaciones proyectadas para el 2014 y 2015, mantener el impulso de la demanda y por último ser prudentes con la decisiones económicas del 2015.

Así mismo, el Presidente de la ANDI señaló que “lograr el acuerdo siempre fue la voluntad de los empresarios” y recordó que el sector privado “incrementó su propuesta este lunes desde un 4,2% hasta un 4,5%”.

Durante el periodo comprendido entre el 2001 y el 2015, el salario en Colombia ha tenido incrementos por encima de la inflación causada en cada año, salvo en el 2009, cuando sobrevino la crisis financiera mundial.

Ese año, el alza del salario mínimo en el país estuvo 0,01 por ciento por debajo de la inflación del año inmediatamente anterior, la cual se situó en 7,68 por ciento, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane).

El mayor crecimiento real en la paga de los trabajadores colombianos se dio este año que termina, cuando el alza del salario se ajustó 2,57 por ciento por encima de la inflación, que marcó 1,94 por ciento en el 2013.

Otros ajustes importantes se dieron en el 2006 y en el 2012, años en los que los incrementos del salario mínimo fueron de 2,1 y 2,08 por ciento por encima de la inflación, respectivamente.

Fuente: Portafolio.com