En Soacha, Funza y Fusagasugá hubo inundaciones mientras que en Pacho y Utica hubo crecientes súbitas de los ríos.


Las lluvias que caen en Cundinamarca generaron emergencias por inundaciones en barrios de Soacha donde una vez más falló el alcantarillado y se rebosaron las aguas, una situación similar se presentó en zonas de Funza y Fusagasugá. En los municipios de Pacho y Utica están en máxima alerta por la creciente de los ríos que podría generar deslizamientos.

“En este momento todos los cuerpos de bomberos del departamento nos encontramos en máxima alerta y realizando monitoreo preventivo en todos los afluentes y quebradas para evitar emergencias ya que según el IDEAM seguirá lloviendo”, manifestó el capitán Álvaro Farfán, delegado departamental de los Bomberos de Cundinamarca.

El oficial agregó que la vía que conduce de Tocaima al municipio de Agua de Dios permanece cerrada por la creciente de una quebrada en la vereda El Charco.

Fuente: Caracol.com.co