Con una asistencia cercana a 600 ciudadanos interesados en conocer los detalles del proyecto de construcción de la línea férrea para Cundinamarca “Regiotram”, se realizó la última audiencia pública de socialización del proyecto en su etapa de factibilidad liderada por la Empresa Férrea Regional, Transmilenio, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y el originador del proyecto.


Durante la jornada, se explicaron a profundidad los beneficios que tendrá Regiotram para Funza, Mosquera, Madrid y Facatativá, que se conectarán en 48 minutos con la capital de la República.

“Estamos cumpliendo con las disposiciones legales que exigen poner en conocimiento estos proyectos a la comunidad. La masiva asistencia de público, con la presencia de los alcaldes electos, muestra la efectividad de la jornada. Con esta audiencia se termina esta fase y luego arrancaremos, como lo anunciamos,a seguir profundizando en el documento Conpes de riesgos específicos para el sector férreo y el Conpes especifico para asegurar el cierre financiero del proyecto, que serán los más grandes avances que le dejamos a la nueva administración”, manifestó Mario Humberto Martínez Peña, director regional de Integración Regional, representante de Regiotram en la audiencia.

Regiotram involucra la construcción, puesta en marcha, mantenimiento y explotación de una línea ferroviaria en doble vía, que parte de la carrera 10 con 19 en Bogotá, siguiendo el trazado del antiguo ferrocarril de la sabana que llega hasta el municipio de Facatativá. Son 44.85 km que incluyen, además, dos ramificaciones para Fontibón y el aeropuerto El Dorado.

“Lo más importante es que la comunidad quiere el proyecto. Tengo la satisfacción de que entre la audiencia vi a personas de la tercera edad y jóvenes muy interesados, con niveles de preguntas muy buenas, sobre todo relacionadas con temas ambientales, de desarrollo territorial, tarifas y la manera cómo se vana articular el Transmilenio y el tren, lo que está garantizado. Se nota el esfuerzo de cooperación que es tal vez uno de los grandes logros, coordinado con la Gobernación de Cundinamarca y el Gobierno Nacional, logrando trabajar juntos y tener un proyecto maduro y listo”, indicó Sergio Paris Mendoza, gerente de Transmilenio.

Entre las inquietudes de la comunidad generadas en la audiencia, se destacan las relacionadas con costos, integración de los transportadores locales al proyecto, financiación, tarifas, manejo ambiental, beneficios de la utilización de vagones eléctricos y no a gas, número de pasajeros a movilizar, inicio de obras, entre otros.

Culminada la etapa de realización de audiencias públicas, el proyecto continuará con la definición de los Conpes de riesgos específicos para el sector férreo y el específico para asegurar el cierre financiero. Posteriormente se espera dar apertura al proceso licitatorio que se calcula sea realizado en el primer semestre del año entrante. La obra en total tiene un tiempo estimado de 36 meses desde el momento de la adjudicación.