La prueba comenzó en el sector de San Andresito de la 38, pero se instalarán tres unidades de baños en Puente Aranda, Usaquén y Suba.

La Alcaldía Mayor de Bogotá puso en marcha su plan piloto de baños públicos, en un esfuerzo por garantizar un servicio que califican como ‘esencial para la ciudadanía’, pero dependerá del cuidado, el comportamiento y uso que se les dé: la tarifa inicial es de $500.

Por ahora se tiene previsto instalar tres módulos en distintos puntos de la ciudad, en una iniciativa que buscará evaluar la pertinencia y viabilidad de este nuevo servicio, en procura del bienestar y comodidad de los ciudadanos.  Uno de ellos ya fue instalado, en la calle 9 con carrera 37, en el sector de San Andresito de la 38. Los otros dos comenzarán a operar en julio.

Los baños cuentan con una batería sanitaria, lavamanos y camilla para el cambio de pañales, tanto en los módulos masculinos como femeninos. Además, cuenta con dispensadores de papel higiénico, y los de mujeres tendrán venta de toallas higiénicas.

Los tres primeros baños estarán dentro de parqueaderos administrados por la Terminal de Transporte de Bogotá, que fue la entidad que se encargó de adecuarlos y construirlos. El piloto durará un año, tiempo en el que el Distrito evaluará la viabilidad técnica, operativa y de sostenibilidad financiera de este modelo.