En Choachí se hablará de obra que impacta ambientalmente a Soacha

Hoy se realiza en Choachí la audiencia pública ambiental, en donde los diferentes municipios afectados por el proyecto «Nueva Esperanza» manifestarán a través de ponencias el impacto de la obra, siendo Soacha uno de los más perjudicados en el tema ambiental, cultural y social. Aunque las autoridades competentes reconocen la existencia de daños a la salud pública y ambiental, el proyecto sigue en marcha.


Es importante recordar que el proyecto Nueva Esperanza hace parte del Sistema de Transmisión Nacional de Energía(STN). Su construcción fue adjudicada a EPM por la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) del Ministerio de Minas y Energía, mediante la convocatoria pública UPME 01-2008; la propuesta tiene como objetivo aumentar la capacidad de transporte de energía y la confiabilidad del sistema eléctrico en el departamento de Cundinamarca.

En el caso de Soacha se construiría una subestación con dos líneas de transmisión, una de 500.000 voltios hacia Tenjo y otra de 230.000 voltios hacia Ubalá, en un terreno en donde se han hecho hallazgos arqueológicos, esto sin contar que en el sector en donde se pretende realizar la subestación es una zona con amplia riqueza ambiental en términos de fauna y flora silvestre.

El municipio de Soacha será representando durante la audiencia por el Concejal Andrés Jaramillo, quien afirma que «la construcción de la subestación en el municipio tendrá impacto a la salud pública, en cuanto el proyecto instalará redes aéreas que viajarán a través de ondas por todo el municipio, generando problemas en la salud de la comunidad ya que el cuerpo humano tiene campos electromagnéticos y al chocar con las ondas emitidas se generará repercusiones negativas como dolores de cabeza, migrañas, cáncer, afectaciones a personas con catéter y marcapasos”.

Sin embargo, frente al impacto que puede generar, llama la atención que los licitantes se han manifestado muy pocas veces ante el Concejo y la administración municipal, según lo informó el Cabildante. Por otro lado, la ciudadanía ha estado ajena a esta problemática, incluso, el día de la socialización del proyecto muy pocos habitantes del municipio asistieron (ver: http://bit.ly/16Lz5Jb), contrario a lo que ha sucedido en otras poblaciones afectadas en donde los ciudadanos han marchado y manifestado su oposición frente a la realización del proyecto.

La audiencia de hoy es clave para el desarrollo del proyecto, pues es un requisito para obtener la licencia ambiental que permita continuar con la construcción del circuito eléctrico del departamento. Si bien, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla) admitió que “Nueva Esperanza” sí genera efectos inevitables sobre reservas forestales, distritos de riego, humedales e incluso, conflictos por el uso del suelo, informó que EPM ya diseñó los planes de manejo para mitigarlos.

“El proyecto se construirá porque ya hay una adjudicación por licitación a la empresa EPM, lo que podemos hacer es evitar que se construya la subestación en Soacha, hay otros lugares del Departamento más aislados y lejanos de ciudadanía, pueden trasladarlo a esos sitios para que no se vea afectada la comunidad. EPM no ha contado con el municipio ni con la administración municipal, quieren que Soacha se acomode a sus políticas ambientales pasando por encima de los requerimientos de la comunidad”, afirmó el Concejal Jaramillo, quien tiene a su cargo una ponencia para presentar durante la jornada en Choachí.

La propuesta que el Concejal ha presentado tres veces a la entidad constructora del proyecto, es realizar una consulta popular en donde se determine la viabilidad de la construcción de la subestación energética, pero que sea la ciudadanía la que dé autorización a esta acción.

Por lo pronto, la administración municipal ha manifestado la intención de solicitar que en el municipio de Soacha se realice una audiencia ambiental como la que se está haciendo hoy en Choachí.

cargando...