Al ser uno de los barrios más grandes de Soacha, los actuales líderes de la Junta de Acción Comunal buscan que la comunidad se integre y haga parte de la misma para generar progreso en el sector, por ese motivo invitan a sus habitantes a hacer parte de las elecciones de la mesa directiva y a comprometerse con su entorno.


Heriberto Ramírez, presidente de la Junta de Acción Comunal de Compartir, en representación de la mesa directiva de la misma, recordó a la comunidad que el compromiso por el barrio no está solo en los líderes de la JAC, sino que todos aquellos que se hayan afiliado a la misma están comprometidos en aportar al bien común del sector.

“La junta de acción comunal no es solo la directiva, está compuesta por todos los afiliados y por eso es necesario que todo aquel que se haya inscrito en el libro para hacer parte de la JAC, debe tener en cuenta que se trata es de un compromiso con la comunidad que no está basado en ningún tipo de remuneración, sino en el aporte que cada quien como persona puede hacer para el desarrollo y cuidado de su propio entorno”, destacó el presidente.

Precisamente, los problemas que ha tenido Compartir para ser liderado, han llevado a los actuales miembros de la JAC a inculcar en las personas que se afilien el sentido de pertenencia por el sector, para que a través de su incorporación sean capaces de asumir los compromisos que genera el manejo de toda una comunidad.

Cabe recordar la situación del barrio hace cuatro años. De acuerdo con los representantes de la JAC, en los últimos veinte días de la apertura del libro se afiliaron alrededor de cien personas, pese a la prometedora cifra de afiliados, la asistencia en la asamblea de elección fue tan reducida que el evento protocolario no se pudo llevar a cabo y el barrio duró dos años sin una mesa directiva que lo representara.

Teniendo que recurrir a la memoria, los representantes del barrio invitan a las personas que se afilien a la junta, que antes de proceder tengan en cuenta que el trabajo que harán será voluntario y que en la misma medida requiere sacrificio, esfuerzo, tiempo y mucha colaboración, puesto que la cantidad de residentes que se manejan en Compartir supera las 12 mil familias.

La falta de compromiso de la mayoría de residentes de Compartir es para los integrantes trabajadores de la junta el mayor inconveniente porque se encarga de frenar el crecimiento cultural y desarrollo general del sector, hecho que se evidencia en las actuaciones de las personas al disponer las basuras de forma inadecuada y la constante presencia de escombros.

Juliana Díaz, aspirante a afiliarse a la JAC de Compartir, manifestó que la integración de la comunidad debe estar impulsada desde la motivación y la inclusión de todos en el compromiso.

“Desde el más joven hasta el más adulto deben ser conscientes que el barrio es nuestro hogar y que de esa forma debemos pensar cómo nos gustaría que las demás personas lo vieran, por eso es bueno que a través de estrategias de inclusión y motivación se promueva la participación de las miles de familias que hacen parte de nuestra comunidad. El compromiso es contagioso cuando se transmite de la mejor manera”.

Para concluir, se resalta el compromiso con el que se han manejado hasta el momento las acciones previas a la elección de la Junta de Acción Comunal.

“Durante las asambleas preparatorias hemos tenido una participación suficientemente buena, el compromiso del tribunal de garantías parece estar vigente y esperamos que todos aquellos que se afilien a la Junta, en el libro que está disponible de lunes a jueves de 7:00 p.m. a 8:00 p.m. en las oficinas de la JAC, entrada al polideportivo Compartir, se comprometan y den un gran aporte al mejoramiento del barrio, que vergonzosamente disminuyó durante el periodo pasado”, concluyó Heriberto Ramírez.