Cinco presuntos integrantes de esta organización fueron capturados en flagrancia en momentos en los que escapaban con varios equipos que habrían robado de un centro médico de La Mesa, Cundinamarca.

Los elementos de prueba obtenidos por la Fiscalía General de la Nación permitieron identificar a la red delincuencial que, supuestamente, robaba computadores de los centros médicos del departamento.

De acuerdo con la investigación, la información obtenida y que correspondía a aspectos personales de los usuarios del sistema de salud, al parecer, era usada para identificar víctimas de extorsión y otros delitos.

Un fiscal Seccional Cundinamarca imputó a los detenidos los delitos de hurto calificado y agravado, en concurso heterogéneo y sucesivo con concierto para delinquir. Los procesados no aceptaron los cargos y por disposición del juez de control de garantías deberán cumplir medida de aseguramiento en cárcel.

Los asegurados son: David Leonardo Castaño Nova, Juliette Natalia Camelo Arévalo, Luz Dary Garzón, Porfirio Basabe Méndez y Wilson Saavedra Sánchez. Estas personas estarían involucradas en 12 eventos, en los que fueron extraídos computadores en Girardot, Viotá, Tocaima, Mosquera y Facatativá (Cundinamarca).