Luego de conocer el estudio de la Federación Nacional de Comerciantes – Fenalco en el que se alerta que cerca de 11.000 negocios podrían desaparecer, principalmente en Bogotá, la concejal Diana Diago hizo un llamado al Distrito para que ayude a estos empresarios para que puedan seguir con sus negocios.

Según el informe, uno de los factores que más tiene afectados a los comerciantes es el pago de los impuestos. “La Administración podría revisar la opción de hacer planes de pago para que estas personas cumplan con las obligaciones sin afectar sus negocios”, propuso la Cabildante.

En Bogotá también se encontró que en un 20% de las tiendas las ventas han estado muy por debajo de lo normal, como consecuencia de la pérdida de poder adquisitivo de las familias por las altas tasas de desempleo; un 24% de los encuestados dijo que se siente afectado por la competencia y un 26% por la inseguridad.

La concejal Diago indicó que la reactivación económica debe considerar a todos los sectores, desde el más grande hasta el más pequeño, para que la ciudad pueda recuperarse, y se generen más y mejores empleos. Además, es importante que se les garantice la seguridad para que puedan trabajar sin que sean víctimas de la delincuencia.

Respecto a la crisis generada por la pandemia, el 32% de las tiendas informó que no cerró desde el inicio de la pandemia y de las restricciones impuestas, un 41% aseguró que cerró entre una y cuatro semanas, y un 27% cerró entre uno y más de cuatro meses.

“El Distrito fue muy duro con el comercio con las medidas improvisadas que iba tomando. Por eso hoy debe darle un gran apoyo económico, académico y tecnológico para que no cierren, por el contrario, sigan y fortalezcan sus negocios”, puntualizó la concejal Diana Diago.

Fuente: PrensaDianaDiago