Enfática fue la afirmación del Gerente comercial de la Constructora Prodesa, Rodrigo Castrellón, al desmentir que en el Conjunto residencial Primavera de Ciudad Verde (construido por esta empresa) existan fallas estructurales que amenacen la seguridad y la integridad de las 840 familias que residen en igual número de viviendas que conforman esta unidad residencial.


La semana pasada el líder residente en la urbanización Primavera de Ciudad Verde, Edwin Sarto, aseguró que más de 700 familias estarían en riesgo debido a fallas estructurales que presuntamente se presentaban en el Conjunto Residencial Primavera. De acuerdo a lo anterior, el Gerente de Prodesa manifestó que no es cierto que tales fallas estructurales existan, asegurando que si bien en algunos apartamentos se han presentado inconvenientes, estos se derivan netamente de temas de mantenimiento que en ningún momento representan fallas estructurales.

“Yo quiero aclarar que en el proyecto Primavera no hemos tenido ninguna falla estructural, pues toda la construcción del proyecto responde a las normas, los diseños y los estándares que en su momento exigía la normatividad colombiana. El proyecto tiene características excepcionales, son viviendas que al municipio y al mismo macroproyecto Ciudad Verde aportaron y siguen aportando diseño y elementos muy especiales para sus habitantes. Nosotros hemos venido haciendo acompañamiento a todas las garantías y las recomendaciones que la comunidad nos ha hecho. Puntualmente, en zonas comunes hemos atendido solicitudes y adecuaciones que se presentaron en algunas fachadas, mientras que en las zonas privadas se cumplió con las garantías de las viviendas”, explicó Rodrigo Castrellón.

Contrario a lo dicho por el señor Sarto, Castrellón aseguró que de 840 unidades de vivienda, tan sólo 50 reportaron algún inconveniente y eventualidad en su estructura, que más allá de ser fallas estructurales, son simples fisuras que se han reparado con el respectivo mantenimiento. Vale la pena decir que según el Gerente, de esas 50 unidades que se reportaron, 6 descartaron presentar falla alguna:

“Los inconvenientes que se han presentado han sido por temas de mantenimiento, pintura y fisuras de asentamiento, pero nada de gravedad. Hay humedades que se han presentado debido al mantenimiento que se debe hacer a la cubierta, o por el taponamiento de las vías hidráulicas. En ningún caso hay riesgo para las familias, ni de salubridad, ni de daños estructurales que afecten a la comunidad. Hay que tener en cuenta que las tuberías que se instalaron fuera de las fachadas quedaron así por especificaciones dadas por la Empresa Gas Natural”, destacó Castrellón.

Un aspecto que resaltó el Gerente comercial de Prodesa, es que la garantía ofrecida por la constructora a las viviendas era de un año a partir de la entrega de cada inmueble. En ese caso, la última vivienda de Primavera fue entregada en el año 2013, sin embargo, dadas las solicitudes de la comunidad residente en el lugar, la constructora ha seguido con el acompañamiento respectivo, el cual se ha hecho de forma personalizada con cada propietario y habitante de las viviendas, sin intermediarios:

“En la actualidad venimos acompañando a familias que nos han presentado inquietudes para revisar sus inmuebles, en temas básicamente de mantenimiento al interior de las viviendas. Reiteramos que no hay ninguna falla estructural, ni el proyecto corre ningún riesgo, ni las familias que habitan en él están en peligro. Consideramos que el proyecto entrega características para que las familias disfruten y mejoren su calidad de vida sustancialmente. Siempre hemos estado presentes y vamos a estar muy atentos a cualquier solicitud o inquietud, si hay algún tema en el que podamos apoyar lo vamos a hacer para acompañar a la comunidad, de modo que esta pueda hacer sus mantenimientos de la mejor manera, y que el conjunto siga siendo característico e icónico en Ciudad Verde, manteniendo los elementos que le permitieron ganar un premio en su momento”, sostuvo Rodrigo Castrellón.

Por último, Castrellón indicó que el certificado de ocupación del proyecto fue solicitado por la constructora desde hace más de 2 años. No obstante, en la Secretaría de Planeación aún no se ha expedido dicho documento.