La caída de agua de 157 metros de altura y la zona donde habitan más de 120 especies de animales, entre ellos el oso de anteojos, acaba de ser declarada  patrimonio natural de Colombia por el Ministerio de Ambiente.

El Salto de Tequendama es el único sitio netamente turístico en los más de 380 kilómetros que tiene el río Bogotá desde su nacimiento en el páramo de Guacheneque en Villapinzón y su desembocadura en las aguas carmelitas del río Magdalena en Girardot, a pesar de los olores nauseabundos y el color oscuro de sus aguas.

En la zona habitan más de 120 especies de animales, como el oso de anteojos y el oso perezoso, además de una alta diversidad de árboles, plantas y flores conformada por 52 familias y 81 especies, una de ellas, la merinthopidium vogelii, ilustrada en la expedición botánica de José Celestino Mutis. Sumado a esto, en el pasado fue un sitio habitado por los muiscas, indígenas que llamaban al río Bogotá como el alma de la sabana.

Por ser considerado como uno de los escenarios ambientales y paisajísticos más importantes del país, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible acaba de designar al área de la cascada del Salto del Tequendama como patrimonio natural de Colombia, medida que tiene como fin aportar a la conservación de la diversidad biológica, recreación, educación, mejoramiento de la calidad ambiental y la valoración social de la naturaleza.

El área declarada como patrimonio natural está ubicada al interior del Distrito Regional de Manejo Integrado del Sector Salto de Tequendama-Cerro Manjuí, 10.422 hectáreas declarada por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) que le aporta provisión del recurso hídrico a aproximadamente 340.000 personas de los municipios de San Antonio del Tequendama, Tena, La Mesa, El Colegio, Anapoima, Apulo, Tocaima, Agua de Dios, Ricaurte, Girardot, Zipacón, Anolaima, Cachipay y Viotá.

“Este ecosistema es un gran productor de agua, captador de carbono y garantiza un eficiente sistema de equilibrio hídrico; debido a esta importancia se busca recuperar la zona como el patrimonio ambiental, histórico y cultural que representa para Colombia”, dijo el ministro de Ambiente Ricardo Lozano, quien acaba de firmar la resolución que le da un nuevo estatus al Salto del Tequendama.

Según Lozano, las medidas de manejo para el área de la cascada serán las mismas que sean establecidas por la CAR para el Distrito Integrado Salto de Tequendama – Cerro Manjui.

Fuente: semana.com