Nueve personas integrantes de la denominada banda Los Grillos fueron capturadas y judicializadas. La banda operaba en el sector de Compartir y tenía intimidados a los vecinos del lugar, así como a quienes no cumplían las metas de ‘venta’ de alucinógenos.


Alias Viviana y su ayudante Niki, reclutaban jóvenes que eran utilizados para expender drogas en entornos escolares del municipio; quienes se negaban o no cumplían la cuota eran asesinados. Para ello, la banda contrataba líneas sicariales a bajo costo para intimidar, agredir e incluso asesinar a los integrantes que incumplieran.

Bajo este régimen de miedo, extorsión e intimidación, la banda logró sembrar el miedo en varias zonas del municipio, principalmente en la comuna uno de Soacha.

Gracias a la denuncia ciudadana y a una investigación rigurosa en donde se logró obtener material probatorio como videos, conversaciones y otras evidencias, se generó la captura y judicialización de los nueve integrantes de la banda ‘Los grillos’, de quien se estableció que cada uno podría llegar a tener ingresos de cerca de doce millones de pesos mensuales a través de microtráfico y actos sicariales.

«La operación se realizó conjuntamente con la Dirección general de seguridad ciudadana y la Fiscalía, las personas han sido individualizadas, identificadas y judicializadas por microtráfico, porte ilegal de armas y concierto para delinquir, se liberan así zonas de colegios y parques en la zona de Compartir», afirmó el Coronel Edwin Chavarro, comandante de la Policía de Cundinamarca.