Mediante 9 diligencias de allanamiento fueron capturados 7 delincuentes, entre ellos alias “H”, quien lideraba una organización delincuencial y era el encargado de tener el control total de la venta de estupefacientes que se distribuían en lugares abiertos al público de la comuna 4 de Soacha.


delincuentes-soacha

delincuentes-soacha

Los delincuentes, integrantes de la banda “Los 300”, a quienes se les atribuye la responsabilidad de varios homicidios por la disputa del territorio, fueron puestos a disposición de las autoridades competentes por los delitos de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, homicidio, porte ilegal de armas, concierto para delinquir y desplazamiento forzado.

Las labores de inteligencia e investigación criminal permitieron establecer cómo estos delincuentes contaban con nexos en el Valle del Cauca y tras su llegada al municipio de Soacha, coordinaban asesinatos y el desplazamiento forzado de otros delincuentes, con los cuales se disputaban las zonas de comercialización, especialmente en los sectores de La Capilla, Loma Linda y Villa Mercedes, para generar temor y ganar el control del territorio; una vez el inmueble quedaba completamente desalojado, era utilizado como centro de acopio para almacenar estupefacientes y armas de fuego.

En el momento de la captura les fueron hallados 250 dosis de alucinógenos y 5 celulares con los cuales controlaban la venta de estupefacientes en menores cantidades en la comuna cuatro, en la que ya vendían un promedio de 900 dosis por valor aproximado de 36 millones de pesos mensuales.

En lo corrido del año el Departamento de Policía Cundinamarca ha logrado la desarticulación de 22 bandas delincuenciales y la captura de 980 personas relacionadas con los delitos de tráfico de estupefacientes y homicidio.