A raíz de la Conciliatón Nacional que se realizó los días 16 y 17 de junio, Soacha marcó la pauta para pensar que muchos ciudadanos sí pueden solucionar sus diferencias “a las buenas”, es decir, utilizando mecanismos como el diálogo, la tolerancia y la no agresión. Por lo menos así quedó registrado en las estadísticas de la jornada.


La conciliatón es un mecanismo alternativo de solución de conflictos, en el que orientadas por un tercero imparcial denominado Conciliador, dos o más personas solucionan sus diferencias de índole jurídica. Es una forma ágil y eficiente de dar solución a un problema, con los mismos efectos de una sentencia judicial, por lo tanto no se requiere abogado y permite que los involucrados sean tratados en igualdad de condiciones.

¿Qué se puede conciliar?

Contratos de compraventa, arrendamientos y reparaciones, pago de deudas, conflictos de sociedades, uso de espacios comunes, conflictos de convivencia por ruido, mascotas o humedades, uso de los espacios comunitarios, conflictos en la comunidad por chismes, daños, pandillas, seguridad o ventas ambulantes.

También, cuotas de administración en mora, problemas con maestros de construcción, pintores, carpinteros o plomeros, cuotas alimentarias, custodia de los hijos, régimen de visitas, separación de bienes y de cuerpos y deberes y responsabilidades de los miembros de la familia. Y asuntos de accidentes de tránsito sin heridos, además, penales como lesiones personales sin secuelas, daño en bien ajeno, injuria, calumnia, abuso de confianza e invasión de tierras o de inmuebles.

En Soacha y otros municipios de Cundinamarca se realizó la jornada los días 16 y 17 de junio y permitió a los habitantes solucionar sus problemas de una manera más fácil.

La jornada arrojó los siguientes resultados: 258 audiencias realizadas, 155 acuerdos totales y parciales, 23 no acuerdos, 36 inasistencias, 1 asunto no conciliable y 43 otros. Esto discriminado, de acuerdo a cifras entregadas por el coordinador de Casa de Justicia, Uriel Triana. Así Soacha hizo parte de esta iniciativa del Ministerio de Justicia, con el apoyo y la atención de conciliadores en equidad de la Cámara de Comercio, de la Casa de justicia, los centros de conciliación de la Inspección General de la Policía, Mediación Policial del Distrito Especial de Soacha y Fiscalía entre otros.

Luego de la jornada, el primer mandatario Eleázar González manifestó que «con la estrategia de la conciliación por medio de profesionales en equidad debemos trabajar para arreglar los problemas que están impidiendo que nos unamos como hermanos. Esta fue la oportunidad para decir que en Soacha estamos trabajando por vivir en paz y armonía, cada día”, puntualizó.

Por su parte, el T.C. Gustavo Berdugo, comandante de Policía de Soacha, hizo un llamado a la comunidad para que se resuelvan los conflictos a través del diálogo y reiteró el compromiso por parte de su institución para la contribución a la sana convivencia en la ciudad.

Finalmente, algunos de los participantes expresaron que este fue un gran espacio donde de una manera organizada permitió suplir las expectativas y solucionar los conflictos que tenían, agradecieron de igual manera a las autoridades involucradas en la organización de la jornada. “Fue un medio eficaz para arreglar nuestras diferencias no solo en convivencia, sino otros inconvenientes como arriendo, evitando muchos conflictos y procesos largos”, concluyó Alexandra Méndez, habitante de Soacha.