Los delincuentes se esconden debajo de un puente peatonal en el sector de Puente Aranda para sorprender a las víctimas que son intimidadas con armas blancas. Según los vecinos de 8:00 a 10:00 p.m. se hurtan hasta ocho bicicletas.

Sobre la carrera 30 con calle 13 está el puente peatonal donde roban bicicletas. Los vecinos del sector indican que salen por las ventanas a gritar para que los transeúntes corran con sus ciclas y eviten el robo o para que los delincuentes huyan del lugar.

Los dueños de lo ajeno aprovechan que los ciclistas que suben por el puente no pueden girar fácilmente para escapar cuando se ven confrontados. En una noche, como lo denuncia la comunidad, este grupo puede robar entre 3 a 8 bicicletas.

La comunidad del sector ya ha identificado a algunos de los delincuentes, pero temen por su vida ya que, estar gritando para evitar los robos los pone en peligro, por ello han pedido seguridad en horas de la noche porque según ellos no hay luminarias ni cámaras de seguridad.

Por su parte, las autoridades afirman que se están reforzando los operativos para responder a esta problemática en el sector. “Tenemos individualizadas a estas personas. En pocos días, les estaremos dando captura a quienes hacen este flagelo en el sector”, aseguró el mayor Ronal Mariño, comandante de la Policía en Puente Aranda.