Un caso de envenenamiento masivo de mascotas ocurrió en el barrio Cedritos, en el norte de Bogotá. Según vecinos del sector, un ciudadano del barrio puso carne molida envenenada en su acera para no permitir la llegada de animales a la acera de su casa.


Según el médico veterinario de la zona, más de 10 perros y dos gatos fueron tratados por envenenamiento, todos presentaban la misma patología y algunos de ellos han tenido que ser sacrificados.

Los dueños de las mascotas envenenadas ya pusieron en conocimiento de las autoridades sus casos y se esperan medidas contra el vecino responsable del hecho.

De acuerdo con varios testigos, el hombre fue visto poniendo carne molida envenenada en su acera, en varias ocasiones, para evitar que los perros hicieran sus necesidades allí.

La Policía indicó que se iniciará la investigación pertinente y advirtió que este tipo de agresiones a los animales están penalizados.

Fuente: Eldiariobogotano.com