Con policías vestidos de civil y decididos a combatir el hampa, el alcalde puso en marcha un contundente plan de seguridad, para blindar a los buses del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) de las bandas delincuenciales.


La Sijín, el Gaula y la Sipol, dispusieron un total de 1.000 hombres y mujeres que viajan infiltrados en buses del SITP, TransMilenio y recorren las estaciones del sistema.

Los resultados no se han hecho esperar, ya se lograron 14 capturas en el SITP, 12 relacionadas a hurtos y 2 personas más por orden judicial debido a antecedentes penales.

En TransMilenio, también se han logrado 8 capturas relacionadas con abusos a mujeres, robo bajo modalidad de cosquilleo, antecedentes judiciales y agresión dentro del sistema.

“Esa fuerza de policía civil que ha estado operando con éxito en TransMilenio, ahora va a operar en buses del SITP especialmente en rutas y sectores en donde se concentra este problema de seguridad”, anunció el alcalde Enrique Peñalosa.

Frente al comandante de la Policía Metropolitana, general Hoover Penilla; la directora seccional de la Fiscalía, Carmen Torres; y el secretario de Seguridad, Daniel Mejía, Peñalosa dio la orden de desmantelar las bandas que tanto daño le hacen al sistema, especialmente en localidades como Kennedy, Rafael Uribe y Santa Fe, donde se adoptó la estrategia con mayor severidad.

Como complemento a estas medidas, se ofreció una recompensa de hasta 10 millones de pesos a quienes den información valiosa que permita identificar y desmantelar las bandas dedicadas al hurto de pasajeros del SITP.

Igualmente, la Fiscalía destacó a dos fiscales especializados para judicializar a los delincuentes que atracan en el SITP. En lo corrido del año ya han sido enviados a la cárcel un total de 13 delincuentes.

Otra de las medidas consiste en conectar los botones de pánico que están en los buses del SITP al Centro de Comando y Control C-4 y al Centro Automático de Despacho de la Policía.

Al respecto, el Alcalde explicó que se trata de un sistema de localización GPS en los buses para que los reportes sean atendidos de inmediato y ubicar cualquiera de los vehículos que está siendo asaltado.

Además, en los próximos meses y de forma progresiva, la Secretaría de Seguridad instalará unas 500 cámaras en rutas críticas del SITP para poder judicializar a delincuentes.

Fuente: Eldiariobogotano.com