Un fallo de la Sección Segunda del Consejo de Estado dejó sin pensión al excongresista Pablo Victoria, quien mensualmente recibía 21 millones de pesos por ejercer como senador y representante, sin embargo, ya entuteló la decisión.

Según declaraciones de Victoria se le otorgó la pensión porque duró 10 años en esos cargos. Sin embargo, para alcanzar dicho beneficio tiene que cumplir con 20 años, pero hay un punto que lo favoreció, y es que una persona libra dos años por cada libro que escribiera y fuera usado como texto, y como escribió cinco, en teoría cumple con los 20 años y tiene derecho a dicha pensión.

Sin embargo, en 2018 el Tribunal Administrativo de Cundinamarca indicó que no todos los libros cumplían con el requisito, por lo que no alcanzaba los 20 años de servicio y, por ende, se le tenía que retirar la pensión.

Victoria, ahora representado por un expresidente del Consejo de Estado, Gustavo Gómez Aranguren, instauró la tutela contra la sentencia, en procura de salvar su jugosa mesada.



Argumenta que para el fallo debió tenerse en cuenta un cálculo actuarial que el pensionado realizó en octubre de 2018 a través de una empresa de  propiedad de su familia.

En otras palabras, argumentó que hace algunos años había trabajado en una empresa familiar que no había pagado en ese momento los parafiscales de los más de cuatro años que allí laboró. Tras pagarlos se le habilitó el tiempo necesario para reponer el que había perdido por los dos libros.

Precisamente el abogado del excongresista, cuando fue magistrado del Consejo de Estado, profirió varias sentencias que negaron o tumbaron megapensiones. Incluso fue autor de la sentencia del 6 de mayo de 2015, en la cual el alto tribunal estableció que la convalidación de tiempo de servicio con libros era una figura exclusivamente contemplada para los docentes desde la ley 50 de 1886.

De todas maneras, Fonprecón, que también es llamado a responder en esta tutela, está alistando su artillería jurídica. Y se mantendrá en que el excongresista no tiene derecho a la megapensión.Los argumentos

Para el Fondo, no es cierto que Victoria acredite 25 años, 10 meses y 15 días de servicio, pues, según las pruebas que hay en el expediente, solo acreditó 10 años, 7 meses y 4 días de servicio y de conformidad con la sentencia proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca y confirmada por el Consejo de Estado solo tres de los cinco libros que presentó cumplían con los requisitos para ser homologados como tiempo de servicio.En otras palabras, solo acreditó un poco más de 16 años.

Pero ahora la decisión queda en manos de la Sección Primera del Consejo de Estado, que debe resolver la tutela. Mientras tanto, el excongresista mantendrá su mesada de los 21 millones de pesos.

Apoyo: Eltiempo.com
Fotografìa: SEmana.com