En Reserva de Tierra Blanca I, de la comuna uno de Soacha, hay un desagradable olor desde el pasado domingo. Inicialmente se pensó que se trataba de un escape de gas, pero contratistas de la empresa acudieron y el hedor continúa; residentes culpan a la administración del conjunto.

Los residentes de la torre 12 del conjunto residencial Tierra Blanca cuentan que cuando percibieron el olor, a eso de las 8:00 a.m. del domingo, lo reportaron a portería y a la administración,  y pidieron revisión de las cajas del gas porque no sabían cuál era el origen, pero pasó todo el día y no tomaron ninguna acción.

“Luego de la insistencia de varios vecinos  y de llamar a la empresa Gas Natural, por fin sobre las 9:00 a.m. del día siguiente vinieron funcionarios y manifestaron que había un leve escape en el registro principal; al otro día sobre las 10 am vino otro contratista, volvió y reviso y dijo que efectivamente había un escape, pero que tenía que arreglarlo la administración del conjunto”, sostuvo una residente de Reserva de Tierra Blanca.

Lo que argumentan los residentes de la torre 12 es que la administradora del conjunto no tomó las medias de seguridad pertinentes, teniendo en cuenta que era una emergencia  y fue hasta el día lunes que cambiaron el medidor.

A pesar de la acción de Gas Natural y ante la persistencia del desagradable olor, de nuevo vino un funcionario de la empresa, pero esta vez dijo que eran las agua residuales las que lo originaban.  

“Pedimos a la administración  que revisara y hasta el miércoles lo hicieron  y dijeron que sí eran las aguas residuales, que  iban a destapar para reparar el daño,  pero hasta el jueves no se había hecho el trabajo y ahora el problema es que  esas aguas se están devolviendo por los sifones, los olores son terribles;  personalmente llevo tres días con dolores de cabeza, mareos, náuseas, me está afectando la garganta y en esta torre hay muchos niños  y adultos mayores que  les está perjudicando su la salud”, añadió una habitante del conjunto.

Estos residentes esperan que la administración del conjunto realice los trabajos lo más pronto para evitar que las personas se sigan enfermando, y confían es que todo se solucione porque ya no soportan más el desagradable olor que han tenido que percibir desde el pasado domingo.