El Gobernador (e) de Cundinamarca, Guillermo Rivera Flórez, en compañía de los demás gobernadores del país llegó a la capital de Norte de Santander donde se adelanta una cumbre extraordianaria de Gobernadores convocada por la Federación Nacional de Departamentos.


La reunión de los primeros mandatarios departamentales tiene como propósito expresar el respaldo unánime a las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional en el manejo de la crisis fronteriza causada por la deportación de colombianos desde Venezuela, y el total apoyo a los connacionales afectados por la situación.

Rivera Flórez recorrió los albergues para conocer de primera mano las acciones emprendidas por el Gobierno Nacional y destacó que ha entablado conversaciones con los cundinamarqueses que han llegado deportados desde el vecino país y que desean retornar a sus municipios, como es el caso de Gerson Celis, oriundo de Girardot.

El gobernador (e) Rivera Flórez, destacó que a través de la Federación Nacional de Departamentos, se entregó apoyo económico para contribuir con la atención a los colombianos que se encuentran en los diferentes albergues de Cúcuta. Agregó que los mandatarios regionales continuarán atentos a la evolución de la situación en la frontera.