Luego de la reunión sostenida ayer entre el mandatario electo de Bogotá, Gustavo Pero y el gobernador Andrés González, quedó claro que el tema de Región-capital se verá fortalecido en el próximo cuatrienio y que la descontaminación del río Bogotá y el desarrollo de proyectos estratégicos para la movilidad serán puntos claves.


Los temas prioritarios y de mayor preocupación tanto para el Gobernador, como para el recién elegido alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, se focaliza en el tema ambiental, aspecto al que González Díaz, se refirió como prioritario, por la importancia que tiene para el futuro de la ciudad proteger la cadena de páramos que rodean la Capital y que son indispensable resguardarlos mediante una política pública.

En este sentido, el Mandatario Departamental, destacó la cadena de páramos que tiene el Departamento al que calificó como el más completo del mundo. “Miles de ciudades en el mundo carecen de un sistema de páramos tan completo como el que tiene la Región – Capital. Chingaza, Guerrero y Sumapaz, son nuestras fábricas de aguas y las debemos proteger y defender, así como devolverle la vida al río Bogotá y la navegabilidad al río Magdalena”, indicó.

Igualmente, el Gobernador indicó que otro de los proyectos por el cual se debe trabajar sin respiro es por la movilidad donde es prioritario el desarrollo de la Perimetral de Oriente en donde se une la autopista Norte con la vía al Llano, así como la Perimetral de Occidente.

En la agenda también se resaltó el trabajo social y se hace indispensable respaldar la ruralidad para atender con oportunidad y calidad las necesidades de la gran ciudad. “Es satisfactorio encontrar la receptividad y la visión de región con que cuenta el Alcalde Electo, y reconocimos que es indispensable liderar un proceso de planeación conjunta, en donde contemos con una ciudad densa en su centro pero llena de bosques en La Sabana” afirmó González Díaz.

­Con respecto a los proyectos de movilidad se coincidió en que Bogotá y Cundinamarca requieren de un sistema de transporte masivo y se expuso la iniciativa de un tren ligero (Trentran) que puede movilizarse a baja velocidad en la zona urbana y a 80 kilómetros por hora a ciudades intermedias como Zipaquirá.