En el Centro Regional de Víctimas se hizo entrega de 400 indemnizaciones a núcleos familiares víctimas en Cundinamarca, 200 de ellos residentes en Soacha, por un valor total de 1.300 millones de pesos.


Las personas pueden invertir el dinero recibido en: mejorar su nivel académico, iniciar un proyecto productivo o comprar vivienda. Esta es una medida de reparación integral que entrega el Estado colombiano a las víctimas como compensación económica por los hechos victimizantes sufridos, que busca ayudar en el fortalecimiento o reconstrucción de sus proyectos de vida.