El Gobierno Nacional hace ver como una gran noticia que a las Madres Sustitutas del país se les empezó a pagar desde el pasado 4 de julio el salario correspondiente a una bonificación equivalente a un salario mínimo, señaló la Representante a la Cámara, Gloria Stella Díaz, del Movimiento Político MIRA.


«Lo que para el Gobierno es un logro, para ellas es una pérdida de derechos. Se le olvida al ICBF que esto debió haberse hecho durante el 2013, tal como sucede con las madres comunitarias. Mientras éstas ya están recibiendo el pago desde enero, el Gobierno quiere pasarse de vivo con las Madres Sustitutas e interpreta a su acomodo el artículo 36 de la Reforma Tributaria, el cual MIRA incluyó para su beneficio.

Para la Representante, no se está cumpliendo la ley en los términos aprobados por el Congreso. Según ella, “en ninguna parte de la norma dice que a partir de julio, por eso lo justo es pagarles con retroactivo”.

«La ley 1607 de 2013, cual busca beneficiar a madres comunitarias y sustitutas con el reconocimiento de su trabajo a través del pago de un salario mínimo, entendiendo que el movimiento MIRA es el abanderado desde hace seis años en lograr que esto pasara de ser una propuesta, para convertirse en una ley. Después de una constante lucha de 25 años y gracias a la gestión de la bancada de mujeres del partido , más de 78.000 madres comunitarias recibirán un salario mínimo legal vigente por prestación a sus servicios” confirmó Joaquín Guzmán, Vocero de MIRA en Cundinamarca.

Para el Vocero, es catastrófico que el Gobierno Nacional no actúe en concordancia con los hechos sociales que claman a gritos una solución. «Las madres sustitutas entregan su vida entera en ayudar a muchos más y es inconcebible que ahora se les niegue un derecho. Cómo se va a hablar de paz si ni siquiera hay posibilidades de entregar una dignidad a unas mujeres que todos los días hacen que en este país valga la pena vivir. En Soacha el trabajo de las madres sustitutas y las comunitarias ha sido fundamental para que otras mujeres puedan trabajar y salir adelante con sus hijos, no entregarles el pago retroactivo a las madres sustitutas es decirle al país que no es importante lo social».

“El Movimiento MIRA ofició hace varios días a la Contraloría General de la República y a la Procuraduría General de la Nación, para que abran las investigaciones a que haya lugar y exijan al ICBF el pago para las madres sustitutas desde el mes de enero, conforme a lo ordenado en la Ley 1607 de 2012” aseguró Joaquín Guzmán.

Joaquín Guzmán Páez
Vocero MIRA Cundinamarca