Más de 500 teléfonos de dudosa procedencia fueron incautados el día 26 de Noviembre en la localidad de Bosa.


Después de varias investigaciones, se lograron encontrar los lugares más recurrentes para la compra y venta de celulares presuntamente robados los cuales fueron registrados en video. El seguimiento fue realizado por la Alcaldía Local en acompañamiento de inteligencia de la Policía Nacional.

En los operativos fueron capturadas 5 personas dentro de los cuales se encontraban menores de edad, ya la fiscalía inició el trámite de extinción de dominio contra más de 30 locales donde se encontraron teléfonos robados.