Cada 14 de junio se celebra en todo el mundo el Día Mundial del Donante de Sangre, una jornada que busca generar conciencia sobre la necesidad de disponer de sangre y productos sanguíneos seguros, y para agradecer a quienes donan de forma voluntaria y no remunerada ya que su acción permite salvar vidas.


La fecha conmemora el nacimiento de Karl Landsteiner (Viena, Austria, 14 de junio de 1868 – Nueva York, 26 de junio de 1943), patólogo y biólogo austríaco que descubrió el factor Rhesus. El gran logro de Landsteiner es el descubrimiento y tipificación de los grupos sanguíneos. Se le concedió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en el año 1930.

El Día Mundial del Donante de Sangre ha sido elegido por la Asamblea Mundial de la Salud para promover el acceso universal a sangre segura mediante la donación de sangre voluntaria y no remunerada.

Este año, en el que se celebra el 10º aniversario del Día Mundial del Donante de Sangre, el lema de la campaña es «La donación de sangre es un regalo que salva vidas».