Por orden del director nacional, Diego Molano, el ICBF regional Soacha reunió ayer a cerca de 250 madres comunitarias para escuchar sus inquietudes, expectativas y necesidades con el fin de mejorar el servicio y corregir posibles errores que se vienen presentando en los diferentes hogares comunitarios y jardines infantiles manejados por el Bienestar Familiar.


Los diálogos se extenderán hasta hoy jueves en el auditorio de la Universidad de Cundinamarca sede Soacha, en donde aproximadamente 250 madres comunitarias expondrán sus inquietudes ante la directora del ICBF Cundinamarca y la coordinadora de la regional Soacha.

“Inicialmente les dimos un mensaje del Dr. Diego Molano, quien desde que ingresó al Instituto, hace más o menos un año, mostró un interés y una preocupación grande por este programa, porque creemos que es a través del mismo que podemos construir una patria más tranquila, en paz y una mejor vida para los niños. Creemos que esta es la oportunidad para trabajar es esa primera etapa de cero a siempre, que es un programa bandera de nuestro actual gobierno y es el que rige en este momento toda nuestra orientación y todo nuestro trabajo con los hogares comunitarios y con los centros de desarrollo integral”, explicó María Eugenia Bustos, Directora del ICBF Regional Cundinamarca.

Desde que Molano asumió la dirección nacional del ICBF, es el primer encuentro que se realiza con las madres comunitarias, pero sus funcionarios consideran que a partir del año entrante se van a seguir realizando estos encuentros.

“Este tipo de diálogos son buenos porque de cierto modo es una forma de reconocerle a ellas la labor que han venido desarrollando durante estos 27 años, y continuar con el proceso de fortalecimiento de la atención a la primera infancia, a la cual se ha proyectado toda la atención de esta administración y por parte del gobierno nacional, entonces la idea básicamente es la de recoger sus voces, sus opiniones, sus inquietudes y luego se hará un encuentro nacional para socializar lo que salga de cada uno de los diálogos con las madres comunitarias”, agregó Carolina Ardila, coordinadora del Centro Zonal de Soacha.

En la jornada de ayer las madres hablaron, entre otros temas, de los beneficios, el salario mínimo que a partir del 2013 van a empezar a recibir, lo relacionado con los servicios públicos, los descuentos, el tema de pensión, la capacitación y en general lo que tiene que ver con la administración del programa.

“Es muy bueno que nos hayan convocado a esta reunión porque se plantea lo que se necesita, ellos nos escuchan y nosotros contamos los problemas que tenemos porque la verdad nosotros en comuna cuatro trabajamos con muchos niños desplazados, necesitamos más recursos para esos hogares comunitarios”, manifestó Sonia Riaño, Madre Comunitaria de Altos de Cazucá.

En la jornada de ayer hubo una excelente participación y se espera que hoy las madres restantes de los hogares de Soacha y Sibaté acudan al llamado de la dirección nacional del ICBF.