Se trata de un terreno de 11.000 metros cuadrados, desde el que se espera salgan carros para los mercados de Centroamérica, el Caribe y los países vecinos. La inversión de la marca no para ahí.


Daimler Mercedes-Benz estrena este martes su planta de ensamble de buses en Funza (Cundinamarca). La cual tendrá una capacidad de producción de 4.000 unidades año en la primera etapa.

El presidente de Daimler Colombia, Mathias Held, indicó que se trata de una apuesta más por el país y que allí la integración en chasis es del 20 por ciento de producción local, con un grupo de 18 compañías que ya producen para la marca.

Además, se buscará la integración con las compañías carroceras para en un futuro vender y exportar vehículos de servicios de pasajeros completamente terminados.

La nueva planta supone que la nómina de la marca alemana crezca en 220 nuevos puestos de trabajo que se suman a los casi 400 que hoy tienen.La inversión supera los 5 millones de dólares, y allí se ensamblará chasis de bus Mercedes-Benz – BluTech 5.

“Hace tres años inauguramos la primera planta de buses en Soacha, en febrero del 2012, esa planta arrancó ensamblando buses para el Sitp de Bogotá, con dos referencias de buses, Euro V. Que fue lo que pidió la ciudad. Nos fue muy bien con esos productos”, señala Held.

El directivo indicó que el éxito como tal ha sido que del total de buses nuevos que ha colocado el Sitp, la marca tiene una participación de más del 60 por ciento. Son carros de reciente tecnología, con sistemas ABS, motores Euro V, y mucha tecnología que los hace más seguros y eficientes.

Se trata de carros con sistemas de seguridad vial superior, ABS, sistemas de estabilidad y retardadores para evitar el desgaste acelerado de frenos, adaptados a la topografía colombiana.

“El siguiente paso es que queremos traer referencias no solo para el sistema de transporte masivo, sino también para las otras categorías, como transporte interurbano, servicios especiales y otros tipos de movilización de pasajeros. Entonces vamos a tener cuatro referencias adicionales de buses, todos Euro 5”.

La verdad es que la fabrica del sur de Bogotá se quedó corta, y por ello se tuvieron que ampliar en Funza.

“Queremos aprovechar la capacidad de producción y la calidad de los carroceros colombianos”, agregó Mathias Held.

El mercado de exportación sería Centroamérica, el Caribe, Perú, Ecuador, y Venezuela.

Fuente: portafolio.co